La importancia del factor de protección solar

El uso del protector solar es de gran importancia para evitar las arrugas, pero principalmente para prevenir el cáncer de piel.

Parte de los rayos solares llamados UVA y UVB (rayos ultravioletas) pueden cambiar la estructura de la piel y provocar alteraciones a corto plazo como manchas y quemaduras solares, y a largo plazo como el envejecimiento precoz de la piel y la posibilidad de malignización de los lunares provocando melanoma (cáncer de piel).

Sin embargo, esto no quiere decir que tomar sol sea malo, el sol es importante para nuestra salud ya que contribuye a la formación de la vitamina D, lo que sí es malo es tomar sol en exceso.

proteccion solar

Todo consejo es poco para cuidar nuestra piel, por eso debemos ser cuidadosos en cuanto al grado de exposición solar y evitar exponernos a los rayos solares entre las 11 y las 15 horas del mediodía, usar gorros, sombreros o viseras, gafas de sol con protección UV, ropas de color claro y beber mucho líquido para mantenernos hidratados.

Pero lo más importante es el factor de protección. Y para entenderlo hay que saber qué es el factor de protección solar y de dónde se obtiene.

La Dra. Inmaculada L. Expósito Martín, Medical Affairs Manager en Sesderma, nos habla de ello:

“El nivel de fotoprotección de un cosmético viene indicado por el SPF. El SPF indica el número de veces que el fotoprotector aumenta la capacidad de defensa natural del cuerpo frente al sol. Es decir, un SPF 50 nos indica que nuestro nivel de protección frente a un riesgo de quemadura es 50 veces superior que si no estuviéramos utilizando un fotoprotector”.

“Este índice numérico nos da idea del tiempo que podremos permanecer expuestos al sol sin riesgo de quemaduras.  Es decir, a una persona que puede exponerse al sol durante 4 minutos sin necesidad de sufrir quemaduras, cuando ésta utiliza un fotoprotector de índice 50, significa que la persona estará protegida durante un total de 200 minutos, pues los 4 minutos se multiplican por el índice 50 en este caso”.

“Para tener sus características preventivas, los productos de protección solar deben proteger frente a ambas radiaciones, UVB y UVA. Para asegurar una amplia protección, los dermatólogos recomiendan una longitud de onda crítica de 370 nm como mínimo y cumplir el balance UVB y UVA. El SPF detalla la protección frente UVB, la protección UVA por definición deber ser la tercera parte de la UVB”.

4154

La Dra. Expósito nos recomienda  “elegir siempre un factor de protección solar igual o superior a 30. SPF30 para una exposición diaria regular. En caso de exposición solar intensa, antecedentes de cáncer de piel, o alteraciones de la pigmentación (melasma, vitíligo) SPF50”.

“Por encima de 50 no hay evidencia científica de que la protección sea mayor. Es mucho más importante aplicarlo 30 minutos antes de la exposición solar y la reaplicación cada 2 horas en caso de exposición solar continuada. Obviamente si se está en la playa o en el parque por ejemplo, y se suda mucho, o después de nadar o de secarse con una toalla, hay que reaplicar inmediatamente”.

No hay que perder de vista las zonas más olvidadas del cuerpo a la hora de protegernos.

“Son zonas que por lo general están cubiertas y son especialmente sensibles, quemándose muy fácilmente, son las axilas, la zona posterior del cuello y la rodilla, las orejas y los pies. En la cara es importante recordar aplicar la crema en los párpados y punta y puente de la nariz, que normalmente requieren de una protección extra pues suelen quemarse más que el resto de la cara”, afirma la Doctora.

1680433_Sesderma_Repaskin_facial-50

Es importante recordar que el sol puede llegar incluso a esas partes del cuerpo  y también necesitan protegerse.

“Por supuesto que sí. El agua, la arena y la nieve reflejan los rayos solares aumentando sus efectos sobre la piel. Aunque estemos bajo una sombrilla en la arena, deberíamos aplicarnos protección solar. También cuando se asciende en la montaña (altitud), el riesgo de quemaduras solares es mayor”.

“Y aunque tenemos claro que hay que proteger la piel del sol durante el verano, también es importante protegernos del sol en invierno y en días nublados. En esta época los rayos solares UVB (que son los que “queman”) son menos intensos, pero los rayos UVA tienen la misma intensidad que en una tarde de verano”.

40002032_repaskids_50

Sesderma es uno de los laboratorios más importantes en el desarrollo y la investigación de productos para el cuidado de la piel. Son especialistas en el cuidado de la piel. Yo confío mucho en ellos y siempre uso la Línea Repaskin para mí y la Línea Repaskids para mi hijo.

Os los recomiendo. Una buena protección solar es el seguro de vida para nuestra piel.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer