Sabiduría oriental para el rostro

El rostro es la parte más visible de nuestro cuerpo y por ello intentamos cuidar la piel de esta zona al máximo. Sin embargo, el paso del tiempo es inevitable, así como los daños provocados por la excesiva exposición al sol, la falta de hidratación diaria y todos aquellos factores externos como el humo, la contaminación, el viento o una mala alimentación.

La acción de todos estos factores sobre el óvalo facial hace que pierda definición y volumen.

Vivimos un momento en el que todo lo oriental está de moda y en cuanto a belleza y masajes faciales se refiere, están a la última en tendencias.

Los tratamientos de origen oriental consiguen mejorar el aspecto de la piel, retrasar el envejecimiento y evitar la flacidez.

masaje 1

Estas son algunas de las técnicas más de moda:

  1. El masaje Kobido: Lifting facial sin cirugía. Es un compendio de técnicas y sabiduría japonesa para conseguir una equilibrada relación entre la belleza facial y la salud de los tejidos y músculos que dan forma a esa belleza.
    La sabiduría ancestral Japonesa considera que un desequilibrio del Ki (la energía vital)conlleva dolencias y enfermedades que se reflejan en el rostro. La belleza facial solo es posible cuando todo el organismo está en armonía saludable, por eso las diferentes manipulaciones que se hacen durante las sesiones de Kobido estimulan profundamente los canales energéticos del cuerpo para lograr esa armonía entre salud y belleza. El Kobido combina la reflexología; de manera que además de actuar sobre la piel, tejidos y músculos, actúa sobre los órganos y las emocionesSe realiza en tres etapas: limpieza, hidratación y estimulación. Se utilizan aceites vegetales y aceites esenciales puros para la manipulación del rostro y es, en la fase de estimulación, donde empiezan toda una serie de movimientos cuyo único fin es relajar los músculos contraídos favoreciendo, así, la eliminación de arrugas y la recuperación del aspecto de la piel; cuando los músculos están relajados la sangre circula libremente por ellos recibiendo, de esta manera, todos los beneficios, por lo que permite que las células de la piel puedan repararse y rejuvenecerse por sí solas. El Kobido se diferencia, fundamentalmente, de los masajes occidentales en que, mientras estos trabajan la superficie de la cara con movimientos suaves, el masaje facial japonés está basado en técnicas de percusión combinadas con técnicas de masaje profundo, que trabajan la musculatura que está debajo del tejido superficial, utilizando para ello mucha más presión que en el masaje occidental.masaje2
  2. Masaje Eishodo: Es una palabra japonesa que significa “fuente de la eterna juventud”. Incorpora técnicas vietnamitas, digito presión de la medicina china y el masaje tradicional japonés Anma. Regula la piel, equilibra y rejuvenece. Estimula las glándulas sebáceas, combate signos de la edad, rosácea y problemas más complejos como la parálisis facial. Los movimientos en el cuello siempre deben ser ascendentes para reeducar los músculos. Se comienza por el centro utilizando las yemas de los dedos y se lleva el masaje hacia las partes laterales. Este masaje reafirma la zona del cuello y reduce la papada. Es una rutina muy sencilla que puedes hacer en casa, y que repasa todas las zonas faciales: cuello, papada, mentón, mejillas, ojos, nariz, ceño y frente.
  3. Masaje de contorno Tanaka. Es un masaje facial antienvejecimiento. Una excelente rutina para reducir arrugas, bolsas en los ojos, hinchazón, etc. Tus manos son la herramienta para lucir más joven. Basado en el masaje rejuvenecedor Japonés Zogan, cuya traducción significa “Creación de la cara”, disminuye notablemente las arrugas y deja la piel suave y flexible.cuchara oriental3-400x400
  4. El método de la cuchara oriental: Al parecer es la última moda en Asia y ayuda a eliminar la hinchazón de la cara, a mantener la piel firme, hace que la cara parezca más delgada y desintoxica el rostro. Pero lo más curioso es que dicen que ya en el primer masaje se nota como va disminuyendo la retención de líquidos que se acumula en esa zona. Podemos hacerlo con otro tipo de cuchara, pero lo ideal es hacerlo con una de las que ponen en los restaurantes chinos. Al ser más curvada permite hacer ciertos movimientos que son imposibles con otras cucharas que son más abiertas, y además la cuchara oriental es de cerámica o plástico, y las nuestras suelen ser de metal y esto puede dañar la piel creando alergias. Este masaje aumenta la circulación de la sangre, limpia los tejidos de toxinas y drena el sistema linfático.

Es muy importante dedicar el tiempo suficiente para realizar los masajes completos. Tenéis un montón de tutoriales en Internet. Recuerda que el secreto aquí está en  ser  constante.

Hazlo todos los días por las noches y tu piel se despertará relajada y renovada.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer