Dieta de la alcachofa ¿sí o no?

¿Cuántas famosas han hecho la dieta de la alcachofa? Ahora mismo se me vienen a la cabeza unas cuantas: Rocío Carrasco, Lolita, Chayo Mohedano, Carmen Bazán, Jessica Bueno, Eugenia Martínez de Irujo, Vicky Martín Berrocal, Sonia Ferrer… todas han compartido con nosotros sus logros y la continuación de una alimentación sana ha hecho que sigan luciendo igual de guapas y estupendas.

La dieta de la alcachofa se ha convertido en una de las dietas más populares en el mundo de las celebrities en España, para conseguir un objetivo: depurar, detoxificar y controlar el peso.

Pero como todas las dietas que gozan de cierto renombre, la de la alcachofa también ha visto desviados sus principios y se han llegado a ver métodos que aseguraban que en tres días, comiendo sólo alcachofas, perdías una talla.

Hay que tener cuidado con las dietas que escogemos y siempre deben estar vigiladas por un médico especialista, porque cada cuerpo tiene unas necesidades.

Reconozco que soy un poco desconfiada en lo que a dietas se refiere, pero digo yo que si históricamente, los griegos y romanos alababan sus virtudes, tanto gastronómicas como terapéuticas, tengo que empezar a confiar en la alcachofa. Por eso decido investigar un poco más a fondo sobre esta dieta.

alcachofas_-z

Son muchos los beneficios que se atribuyen a la alcachofa. Actualmente  existen complementos nutricionales o pastillas basados en ésta hortaliza y es habitual encontrarlos en farmacias o herbolarios  para tratar diferentes patologías. Dicen que es muy útil contra el reumatismo, los trastornos renales y  funciona  como diurético. Además es especialmente buena para compensar los alimentos que originan el ácido úrico tan dañino para el organismo. También se le reconocen virtudes contra la celulitis y actúa directamente en el embellecimiento de la piel.

Lo que está claro es que el consumo de alcachofas facilita el procesamiento de las grasas y en base a esta idea fue ideada la dieta de la alcachofa. Por su efecto diurético y digestivo, es una gran aliada en las dietas de control de peso.

Y siguiendo investigando, leí que el biólogo farmacólogo francés Jean Marie Pelt, fue quien comprobó que su actividad terapéutica se debe a la acción conjunta de la integridad de sus componentes. Este fenómeno químico es lo que se denomina sinergia. Esto quiere decir que necesitamos todas las sustancias de la alcachofa a la vez. 

El problema de la dieta de la alcachofa es que no puede seguirse durante más de tres días seguidos, ya que es una dieta muy desequilibrada, hipocalórica y prácticamente carente de proteínas.

Lo ideal es introducir en nuestras comidas la alcachofa en sus diferentes recetas: hervida y aliñada con aceite, a la plancha, en cremas… Así podemos aprovechar su efecto diurético, escasísimo aporte calórico (14 calorías en 100 grs.) y el valor vitamínico (B1, A y C). Pero no abandonar el resto de alimentos que componen la dieta mediterránea.

¡¡¡Os dejo un par de recetas que a mí me encantan!!!

Alcachofas-con-Jamón

Alcachofas al horno con jamón

Ingredientes

  • 8 alcachofas
  • 100 g de jamón serrano
  • 1 limón
  • Aceite de oliva y sal

Limpiar las alcachofas quitando las hojas duras dejando las internas, de un color verde pálido. Ha medida que se van limpiando, hay que introducirlas en un bol con agua con un limón partido para evitar que se oxiden.

Escaldar las alcachofas en agua hirviendo durante 5 minutos. Sacar, escurrir y partir en dos si son grandes.

En horno precalentado a 200º, horneamos las alcachofas hasta que estén doradas unos 10 minutos, untándolas previamente con un poco de aceite de oliva y un poquito de sal. Una vez doradas y con el horno apagado, ponemos unos filetitos de jamón por encima y lo dejamos 1 minuto en el horno para que se terminen de hacer con el calor que queda y servir.

P1010602

Ensalada de alcachofas

Ingredientes

  • 8 alcachofas
  • 2 patatas
  • Un puñado de judías verdes
  • 4 tomates
  • 50 g de jamón serrano
  • Albahaca
  • Para el aliño: 3 cucharadas de aceite de oliva, 2 cucharadas de zumo de limón, 1 cucharadita de mostaza de Dijon, un poco de ralladura de naranja y una pizca de sal y de pimienta.

Limpiar las alcachofas y ponerlas en un bol con agua y zumo de limón a medida que se van limpiando. Cocer las patatas en daditos, las judías y las alcachofas. Una vez enfriado, mezclar todo junto con la vinagreta, los tomates cortados en gajos y el jamón, previamente tostado en el horno. Espolvorear con albahaca y servir.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer