CARILLAS: SONRISAS DE HOLLYWOOD POR MUY POCO DINERO

Hace unos días vimos uno de los desfiles de sonrisas más perfectas que se pueden ver a lo largo del año: los Oscars. La alfombra roja se llenó de glamour y de dentaduras perfectamente cuidadas, de dientes blancos y de bocas maravillosas. Todas juntas. ¿Acaso viste a alguien que se tapara la boca para sonreír? Yo no.

Seguro que siempre habéis pensado que esas sonrisas solo se fabrican en Hollywood, que solo cuando eres un actor o un presentador súper famoso puedes permitirte tener unos dientes a la altura, que la sonrisa de Penélope Cruz o de Tom Cruise ya venían de serie. Que Jessica Alba se gastó una fortuna que tú no tienes y, por lo tanto, nunca podrás tener una sonrisa así de sexy.dientes-1

Es probable que Demy Moore o Luis Miguel invirtieran en sus dientes lo que para muchos suponga el sueldo de medio año. O que veas que estás a años luz de tener una sonrisa como la que últimamente Miley Cyrus no para de enseñar.

Pues no. Hoy vengo a contarte que tener una sonrisa como la que tienen las celebrities no es complicado y, sobre todo, no es tan caro como puedes pensar. Y todo gracias a una doctora de esas fantásticas con las que te encuentras una vez en la vida.

Se llama Patricia Peña y se ha convertido en la salvación de cientos de personas que habían dado su boca por perdida porque tenían rota o descolocada alguna pieza dental, porque el color de su dentadura era terrible o porque tenían algunos dientes rotos.

Mientras que las celebrities se gastan fortunas en ponerse carillas, esta dentista hace exactamente lo mismo que los dentistas de esos famosos a un precio que está más que al alcance de cualquier bolsillo.

¿Conoces las carillas Da Vinci? Seguro que alguna vez has oído hablar de este sistema que muchas celebrities del otro lado del charco se han colocado por un precio de aproximadamente 1.000 euros la carilla de cada pieza. Imagina lo que podría costarte arreglarte la boca, aunque solo fueran tres o cuatro piezas…

Con Patricia Peña tenemos la suerte de poder lucir la misma sonrisa hollywoodiense, pero muchísimo más barata. “Hoy por hoy, todos queremos tener una sonrisa perfecta porque nos proporciona seguridad y autoconfianza”, dice la doctora. Y tiene toda la razón. No hay nada que acompleje más que tener que taparnos la boca al sonreír.

Por eso, ella recomienda las carillas como una de las mejores soluciones no agresivas de la estética dental. “Se utilizan para enmascarar anomalías de color, tamaño y forma del diente. Cada paciente tiene un rostro y proporciones faciales diferentes que llevan al profesional a diseñar cada caso porque los hay completamente diferentes”, explica la doctora Peña.Nicolas Cage

Existen dos tipos diferentes de carillas, las de composite y las de porcelana. “A mí personalmente me encantan y son más económicas. Son menos agresivas para el diente. Se aplica el composite directamente sobre el diente hasta conseguir la estética que queremos”, dice la odontóloga. “En cuanto a las de porcelana, consiste en aplicar una fina lámina de cerámica sobre el diente y se necesitan mínimo dos sesiones largas de consulta, una para realizar pequeños diseños en el diente natural, tomar el color y colocar las provisonales y una segunda para colocar las carillas meticulosamente, porque del cementado depende el éxito de la carilla”.

Para ambas se necesita de mucha formación profesional y de una destreza casi mágica, porque un error de milímetros puede dar lugar a un resultado espantoso, a carillas mal colocadas, levantadas, que estéticamente no encajan con el resto de los dientes…

Pero, ahora viene lo mejor: el precio. Las de composite cuestan unos 200 euros por pieza, la mitad que las de porcelana, que están en unos 400 aproximadamente. Un precio muy alejado del que pagan los famosos por sus dientes “de lujo”.

“En España está muy establecida la odontología de guerrilla, por un lado, o la otra esa tan cara en la que casi tienes que pagar por entrar a la consulta”. La frase de la doctora Peña define a la perfección su filosofía, esa en la que el precio medio en relación con la profesionalidad es lo que realmente atrapa al cliente. Ni ofertas maravillosas de centros donde lo único que quieren es atraer pacientes a cambio de un mal servicio, pero barato, ni clínicas a todo lujo donde ya solo por entrar tienes un recargo de un 20%.

La doctora Peña, que mira muy de cerca las sonrisas de los famosos desde los ojos más profesionales, tiene también su pequeña crítica para algunas de ellas: “las de Penélope Cruz, por ejemplo, son demasiado grandes y demasiado blancas. Tanto, que a veces se ven hasta azules. Tampoco son perfectas las de Tom Cruise. Si observamos de cerca, tiene un diente más largo que otro a nivel de encías. Rosa “de España” también tenía los dientes muy mal colocados y muy pequeños en OT”.penelope-cruz-6-65298

Menos mal que de vez en cuando conozco a profesionales como Patricia Peña que me hacen pensar que existe gente que no quiere hacerse rica a base de mejorar la autoestima de los pacientes. Me gustan estos médicos. Me gusta la gente como ella. A partir de ahora, ya sabéis: cualquiera puede lucir una sonrisa de Hollywood, pero por un precio muy al alcance de la mano.  Y podéis hacerlo aquí: www.clinicadentalpatriciap.es

¡Hasta el próximo post!

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer