EL ESCOTE: PRIMER SIGNO DEL ENVEJECIMIENTO

Nos encontramos en plena estación estival, es decir que estamos en veranito y el uso de prendas más ligeras y fresquitas, nos lleva a lucir partes de nuestra anatomía que han estado escondidas durante todo el invierno debajo de nuestra ropa y que quizás ahora no están en perfectas condiciones. Una de estas partes es el escote, que desde mi punto de vista es el gran olvidado de las mujeres, junto con el cuello, en cuanto a cuidados se refiere.

El cuello y el escote son los lugares donde suelen aparecer las primeras arrugas y donde más se nota el paso de los años. A la hora de cuidarse, la piel de esta zona requiere muchos cuidados, incluso más que la del rostro, ya que es más fina, más sensible y se deshidrata con cierta facilidad dando lugar a las antiestéticas arrugas. Además de ser muy fina y de tener poca sujeción, es pobre en glándulas sebáceas. Si a todo esto le añadimos la exposición a los rayos solares, la cosa empeora, pudiendo dar lugar asimismo a pequeñas manchas producidas por un aumento de la melanina.
Es una piel más seca que la del rostro, y además es muy delicada, por lo que hay que darle un cuidado especial. Debemos limpiarla con un jabón, a ser posible neutro, podemos utilizar un tónico, que sea sin alcohol para que no reseque más la piel, aplicar cremas hidratantes y cremas nutritivas, mascarillas, y tratamientos igual que hacemos en el rostro.

Los productos que utilicéis para la cara, podéis utilizarlos para el cuello, pero yo os recomiendo algo específico para el cuello y el escote. Notaréis el efecto antes.
Mi gran descubrimiento de este verano es LILU Aceite de Argán Aceite 100% virgen de Argán que hidrata, regenera y oxigena la piel; previene y trata las arrugas; aporta elasticidad y evita la aparición de estrías; trata las irritaciones producidas por acné, eczema, psoriasis, varicela; cicatriza pequeñas heridas y quemaduras; neutraliza los radicales libres y protege la piel de las agresiones externas; y fortalece el cabello y las uñas. ¡Vamos, una maravilla! ¡Qué me lo llevo a todos los lados! Y no sabéis cómo he notado la diferencia en el escote, me lo aplico todos los días después de la ducha y mi piel ha dado un giro de 180 grados.aceite baja

Chicas, a partir de los 30 años, nuestro cuerpo empieza a sufrir algunos cambios ¡Y ahí es cuando hay que empezar a cuidarse en serio!
¿Cómo recuperar el tiempo perdido en estas zonas?

Lo primero que debes hacer es cambiar los hábitos y rituales de limpieza. Cuando te bañes utiliza jabones neutros para evitar aromatizantes o colorantes que resequen tu piel. Trata de utilizar algún tipo de esponja suave que no resulte agresiva.

No se os olvide que la mejor esponja que tenemos y la más hipo alergénica que existe son nuestras propias manos.
Debemos exfoliar la zona del escote y el cuello una o dos veces por semana. Con este gesto eliminaremos impurezas y nos desharemos de esos pequeños granitos que suelen aparecer a veces. Lo más indicado para esta zona tan sensible es una exfoliante de grano fino o una exfoliante sin ácidos químicos como la I+D Absolute peeling, exclusiva para tratamientos anti-aging, rica en minerales y extractos naturales. Sus principios activos dejan la piel tersa y recupera la luminosidad de la piel. ¡Además es inteligente! detecta las células muertas formando unos residuos visibles en la superficie de la piel dejando de producir efecto una vez que estén eliminados.
image
También podéis hacer una mascarilla cada 15 días. Podéis usar la misma que utilizáis para la cara.
Y cuando salgamos a la calle, fundamental aplicar antes de salir de casa un SPF alto, aunque esté nublado. Y no utilizar perfumes con alcohol si vamos a estar expuestos al sol.

¿Por qué se debilita la zona del cuello y contorno?

La humedad es clave para que la piel se mantenga siempre elástica.
La piel pierde su elasticidad y firmeza en gran medida por factores hereditarios y por la genética de nuestra piel. Con la llegada de los 30, las células disminuyen su producción de colágeno y elastina, manifestando una piel flácida.
Además del proceso de envejecimiento natural, hábitos como una mala alimentación, el tabaco y el alcohol pueden impedir que la piel se nutra de la mejor forma para renovar sus células.
¡Comienza a cuidar estas zonas olvidadas! con un poco de disciplina es posible retrasar los efectos del paso del tiempo. Mantenernos siempre jóvenes depende de nosotras y de encontrar buenos compañeros de camino como el aceite de Argán de LILU!!!

  • hola Cristina! que tal el aceite de rosa mosqueta?? es como este que recomiendas??. gracias por tus consejos siempre son muy bienvenidos.
    abrazos.

    • Montse, por su formulación y que ya he probado de todo para el escote personalmente prefiero y recomiendo el Aceite de Argán. Un abrazo

  • Hola Cristina,ante todo decirte que me encanta tu blog,como farmacéutica que soy ,es lógico . Bueno te cuento, soy una farmacéutica valenciana ,hace unos días cree mi blog, sobre todo lo relacionado con el mundo farmacéutico ,en el pretendo dar respuesta a todas las preguntas sobre los productos de farmacia ,tanto de medicamentos como de parafarmacia. Yo se que eres súper maja y me gustaría que me ayudarás con mi blog,pues necesito que funcione . Así qué sí tienes un poquito de tiempo me encantaría que te pusieras en contacto conmigo mediante mi email. Muchas gracias por adelantado,un besito guapísima .

  • Hola, es cierto la zona del cuello y del escote deben tener un cuidado especial. Al igual que que el rostro se debe de nutrir y de hidratar.

    El aceite de argan esta enriquecido con provitamina E y tiene los siguientes efectos:

    – Previene el envejecimiento por sus propiedades antioxidantes
    – Nutre la piel, aumenta su oxigenación y proporciona su elasticidad

    Es un producto muy bueno para el rejuvenecimiento facial

    Saludos a todos

Responder a Cristina Tárrega Cancelar respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer