Dieta enteral

Os voy a hablar hoy de una dieta para todos aquellos que queráis bajar de peso. Pero no es una dieta cualquiera, se trata de un programa médico específico de pérdida de peso que propone la clínica Planas y con el que se puede conseguir una considerable pérdida de peso en poco tiempo.

El tratamiento “dieta enteral” es un método nutricional de eficacia contrastada con el que se consigue una pérdida de peso del 10% en los hombres y de un 8% en las mujeres pero sin disminuir la masa muscular, sin pasar hambre y evitando que se produzca un efecto rebote. No solo es un tratamiento de adelgazamiento sino también un protocolo de reeducación alimentaria y mejora del estado general del paciente.

Dicho esto procedo a contaros en qué consiste. El programa dura 24 días y tiene dos fases. Una primera de 10 días a base de nutrición enteral específica en los cuales habría que estar entre 3 y 10 días ingresado en la clínica. Durante este período el paciente se nutre a través de una sonda nasogástrica muy delgada, de tipo pediátrico (2 mm de grosor) por medio de la cual se administra la nutrición enteral. La colocación de la sonda es indolora y las ligeras molestias desaparecen a los pocos minutos de instaurarla, siendo perfectamente tolerada después de su aplicación.
De esta manera la nutrición enteral llega directamente al estómago de forma continua a través de la sonda mediante una bomba peristáltica, siendo específicamente preparada para cada paciente según sus necesidades morfológicas, bioquímicas y nutricionales. Durante esta fase el paciente es controlado mediante controles analíticos, antropométricos y fisiológicos que harán regular las diferentes cantidades de componentes y formular una nutrición enteral personalizada preparándola diariamente, que irá nutriendo al paciente sin necesidad de ingerir ningún otro tipo de alimento sólido.
Durante estos diez días el paciente también realizará ejercicio físico controlado por un entrenador personal y tratamientos con aparatología médica para acelerar el consumo de grasa.

La segunda fase se realiza ya sin ingreso en la clínica. Durante la primera semana de readaptación se ingieren alimentos sólidos y suplementos nutricionales. Así en los siguientes 7 días se sigue con una ingesta alimentaria personalizada que de forma progresiva devuelve al ritmo alimentario normal. Al acabar esta fase el paciente habrá comenzado la reeducación alimentaria y sabrá cómo, cuándo y cuánto comer y así evitar el efecto rebote. Durante todo el tiempo que dura el tratamiento el paciente puede hacer su vida normal, puede desarrollar sus actividades normales, incluso realiza ejercicio físico suave. La sonda puede separarse de la bomba desconectando el alimentador para bañarse, ducharse, nadar, etc, un máximo de 2 horas al día aunque no más de 15 minutos seguidos.
La nutrición enteral equilibrada y personalizada, compuesta de aminoácidos, carbohidratos, grasas, minerales, oligoelementos, y demás compuestos nutricionales específicos, va dirigida a activar el mecanismo de la lipólisis que lleva a la pérdida de peso a través de la pérdida de grasa manteniendo la masa muscular.

Es un programa de pérdida de peso con beneficios probados para la salud general del individuo (diabetes, hipertensión, disminuye el riesgo vascular,..) que enseña a comer sin recuperar luego los kilos perdidos y a mantener el contorno corporal conseguido. Si querés más información podéis contactar dierctamente con la clínica (Tlf: 915784676/932032812).

  • Hola Cristina, acabo de leer en el Mundo un articulo que expresa el descontento de la comunidad cientifica por la dieta enteral. No te parece que tienen razon? estas al corrienmte de la polemica? gracias

    • Si pero yo lo que he hecho ha sido solamente emitir una información tras hablar con los médicos sobre el método y porque conozco gente que la ha hecho y le ha ido muy bien. Sin ir mas lejos mi amigo Juan Soler el alcalde de Getafe que tenia el colesterol y las transaminasas por las nubes y ha conseguido bajar los niveles rápidamente con esta dieta. Saludos

  • Gracias por la respuesta Cristina, pero sigo pensando que hay que tener un extremo cuidado con las cuestiones médicas, otra cosa es la estética. Entiendo que a mucha gente le venga bien en el corto plazo, pero la salud es una carrera de fondo, y ademas irreversible. No sabemos cuales seran los efectos rebotes. En cualquier caso los endocrinos se han echado las manos a la cabeza. un abrazo.

  • Totalmente de acuerdo con Isabel. No puedo entender que se promocione perder peso a través de una sonda nasogástrica. ¿En serio que la gente paga muchísimo dinero para estar diez días ingresado y que le coloquen una sonda por la nariz hasta el estómago sin necesidad alguna? No me extraña que los nutricionistas y endocrinos hayan puesto el grito en el cielo pero ¿de qué sirve? El negocio tan lucrativo de la estética no va a dejar de pisar el acelerador tan fácilmente. Genera demasiados beneficios.

    • Lucía cariño no te lo tomes así, no estoy promocionando nada, simplemente me pareció interesante para informaros. Estuve en la clínica un día y me estuvo contando el doctor en qué consistía y me pareció curioso por eso os he hablado de ello como lo hago de otros tantos tratamientos y cosas novedosas que voy viendo para que sepáis que existe. Entiendo tu postura, yo de hecho no lo estoy haciendo pero conozco mucha gente que si ha seguido ese método y está encantada. Un saludo

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer