Liso vs onda, ¿con cuál te quedas?

Hoy os enseño el estilo que le dejamos a Ana, ¡una media melena con un degradé en tonos café con leche! Perfecto para su base castaña. Ana buscaba luz, pero no quería ser una esclava del color ni perder su identidad de morena, así es que combinamos varios tonos y quedo increíble, más surfero para el verano pero de forma muy natural.

El corte es importantísimo para poder cambiar el look. Ana tiene un pelo superliso y para que viérais el color y el corte en su pelo así natural, lo dejamos liso. No os perdías el vídeo para ver este estilo tan natural y bonito.

Así veis cómo le quedará en el día a día, pero me pareció divertido peinarlo con un poco de onda para cambiar. Todas nuestras lectoras nos piden cortes de pelo y estilos que sean versátiles, para no aburrirnos, y parece que la media melena es la que más miedo da porque pensamos que con onda encoge y queda peor, pero nada que ver. El truco es ondularlo con suavidad, ¡no pasarse para no parecer una menina!

En este caso, ondulamos con ayuda de una tenacilla que pasamos mechón a mechón, pero de una forma suave y dejando la punta y la parte de la nuca mas bien lisa. De este modo, no rizamos todo en exceso y el resultado es una onda muy moderna y natural. Puedes colocar todo tu pelo al lado y consigues mucho volumen y un look totalmente diferente.

A mí personalmente, me encantan los dos looks: el liso es natural, no necesita ni secador y si quieres cambiar un poco alguna noche pues con un toque de tenacilla lo consigues.

Y vosotros, ¿con cuál os quedáis? ¿Liso u ondulado?

Producción: Salón Cheska
Fotografía: Ilde Sandrin
Estilismo: Cris Terrón
Maquillaje: Yael Maqueda
Peluquería: Salón Cheska
Mono de Guess, sandalias de Mango, pendientes de Aristocrazy y gafas de Etnia Barcelona

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.