Mi primera anécdota en Pekín Express

2

La primera que se puede contar… jajaja

Los hoteles en los que nos quedamos, de verdad que son de lo mejor que hay en la ciudad en la que estamos, pero eso no significa que estén muy limpios, que haya agua corriente, banas limpias o que no haya bichos (entiéndase bichos como ratones/ratas, cucarachas, geckos…).

Pues en un hotel, que aparentemente era bastante limpio, estaba yo tan tranquila sentada en la cama repasando el guión y vi que venía hacia mí un mosquito bastante grande. Intenté aplastarle dando una palmada que sonó mucho y eso debió asustar a mi compañera de habitación que empezó a correr de un lado para otro.

Hasta ese momento yo no sabía que tuviera compañera de habitación…

Mi compañera era… ¡¡¡¡¡¡UNA RATA!!!!!!

Vale, no muy grande, es verdad… pero al final la que acabó asustada y gritando fui yo.

Entonces llamé a Mery y a Anita (mis salvavidas en toda la aventura) y salí corriendo de la habitación. Emilio, mi chico de sonido, entró en la habitación y estuvo buscándola, pero la muy lista se había escondido…O bueno, lo mismo me lo había inventado yo, como me decía todo el mundo.

Al final me creí que no la había visto y que lo había imaginado todo. Estuve toda la noche con un poco de miedo, intentando estar muy atenta por si sonaba algo, pero no escuché nada.

Cuando desperté por la mañana tenía un regalito. La muy lista se había hecho caca, y anda que se esconde o algo… no, no, ella lo hizo en el mismo lugar que yo la había visto, como queriendo decir: “Eh, ¡aquí estoy yo!” Jajajajaj

Menos mal que sólo dormimos una noche en cada hotel… ¡¡¡veremos qué cosas nuevas me depara la aventura!!!

1

¡¡Os iré informando!!

Un besazo aventureros 😉

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer