11 LUGARES EN LA RIOJA Y SUS VECINOS

Estos días hemos decidido visitar La Rioja. Me ha sorprendido mucho, en mi opinión es una mezcla del País Vasco y Castilla, de Euskadi por lo verde de sus paisajes y Castilla por lo llano de su orografía junto con las inmensas iglesias en pueblos minúsculos. Hay innumerables pueblos para recorrer y parar. Camino a la Rioja alavesa, nos topamos con Bañares, un pequeño pueblo de menos de 240 habitantes con dos iglesias juntas del mismo nombre, una gótica (siglo XV) y otra románica (XII), de la Santa Cruz, se llaman, preciosas.

Yo, en mi ignorancia, antes de la visita, me hacía un lío con los santos  de esta zona del Camino de Santiago y los Monasterios, voy a tratar de explicarlo, una vez visitado y estudiado todo, claro.

Santo Domingo de Silos.

Monasterio situado en la provincia de Burgos de monjes benedictinos, su origen es del siglo X, está ligado a la historia del Cid y forma parte del llamado Camino del Cid.. No sabíamos que el Monasterio cerraba los Lunes, por lo que su magnífico claustro no lo pudimos visitar. Pero sí pudimos escuchar los cantos gregorianos de sus monjes (19) en la Iglesia del Monasterio, llamada de San Pedro, tras un chivatazo en un bar de al lado de la señora que lo regentaba y donde tomamos un vino de la casa, un Ribera escaso, pero rico.

Cuando terminó el cántico, donde solo estábamos los monjes, tres hombres más y Enrique y yo, un monje bajó del coro amablemente para invitarnos a salir sólo a nosotros dos, ya que se da cobijo en el Monasterio,  pero solo a  hombres, estos salieron de la iglesia al Monasterio a través del coro, nosotros por la puerta de la calle, mientras que el monje explicaba que no se daba alojamiento mixto…jeje me pregunto que hubiese dicho si hubiésemos sido de género fluido…

Santo Domingo de la Calzada.

Entramos en La Rioja y junto al Río Oja, se encuentra esta localidad. Famosa por ser una parada importante en el Camino francés a Santiago, aquí Santo Domingo. El santo, daba cobijo a los peregrinos, y así fundó un Albergue de Peregrinos en el siglo XII, al lado de la Catedral, actual Parador de Turismo. Allí nos alojamos y disfrutamos de su magnífico vestíbulo repleto de columnas y arcos góticos, donde probablemente se encontraban las camas de los peregrinos. A partir de aquí se desarrolló la ciudad.

La plaza en la que se encuentra el Parador, está presidida por la Torre exenta del siglo XVIII, “la moza de La Rioja”, por un lado y por otra la Catedral, la Torre se llama así porque debería estar anexa a la catedral, pero debido al terreno y tras demolición de dos torres más, no se pudo construir pegada a la catedral.

Torre exenta y portada de la Catedral

Me encantó la Plaza de España o Plaza Mayor, el resto de la localidad, no me gustó mucho, en Ezcaray una chica nos dijo que este pueblo no le gustaba porque era “un aprendiz de ciudad” y así nos pareció. Una pena el estado en que se encuentran las casas palaciegas de la Calle Mayor,  la Casa de la carnicería sí se ha reconvertido y está conservada, en la portada de la casa, explica sus antiguos cometidos.

 

San Millán de la Cogolla.

Es la localidad que alberga los Monasterios de Yuso y Suso, separados por un kilómetro en cuesta. El monasterio de Suso, es el de arriba, viene del latín supra (arriba) de su castellanización, ya en desuso y Yuso, de la evolución de la palabra Deorsum, abajo. Aquí fue el origen del castellano, así nos lo muestran las glosas emilianenses. Son comentarios (glosas) que hacían los monjes al margen de los textos en latín, en lengua castellana, al parecer para explicar al pueblo los textos sagrados en su propia lengua, ya que los aldeanos no hablaban latín, era una lengua culta. Emilianenses es porque fueron en San Millán, Millán es igual a Emiliano. También se hicieron anotaciones-glosas en vasco antiguo.

Yuso

Portada de Yuso

Las glosas emilianenses

La visita a los dos monasterios es independiente, Yuso cuesta 7 euros y es visita guiada y Suso 4 euros, que incluye la subida en autobús y también guía. Yuso está habitado por monjes agustinos recoletos, data de los siglos XVI al XVIII,  el original románico fue demolido.  Del monasterio destacaría la portada de la iglesia, los cantorales (manuscritos musicales de gran formato), los facistoles donde se colocan cantorales que los monjes pueden leer a distancia, el trascoro (un exceso, curiosamente la zona para el pueblo) y la grandiosidad el edificio en sí.

Facistol

Cantoral abierto

Cantorales cerrados y en su sitio

Trascoro y su exceso

El edificio actual data entre los siglos XVI y XVIII. Suso es mas modesto, fue el inicio de la historia. San Millán, nacido en la vecina Berceo, donde Gonzalo,  dedicó sus 101 años de vida a la vida eremita. Cuando murió, se hacían peregrinaciones para visitar su tumba y así se edificó el Monasterio en el siglo XI, este monasterio seguía la regla mozárabe con doble comunidad masculina y femenina. Esto provocó un cisma y se edificó el Monasterio de abajo bajo la regla benedictina, o quizás, fue una excusa para ampliar espacio, ya que arriba el espacio es muy limitado. En Suso están enterrados los Siete infantes de Lara y su preceptor. En la iglesia están las cuevas del eremita San Millán,  un cenotafio del mismo y un altar muy primitivo. En la Iglesia se aprecian partes mozárabes, visigodas y románicas. El Monasterio donde se alojaban los monjes, ya no existe.

Suso

Zona románica, al fondo y arriba se ve la puerta que conducía a las estancias de los monjes, hoy desaparecido.

osario de tumbas encontradas en la iglesia

Cueva de San Millán

Tumbas de los Infantes de Lara, sus cuerpos, las cabezas están en Santa María de salas de los Infantes, mandadas allí por Almanzor. (vease la leyenda)

Ezcaray

Entrar en Ezcaray en La Rioja, es sentirse en el País Vasco, se parece mucho su arquitectura que, además conserva desde hace mucho tiempo. Ezcaray se encuentra acogido por la Sierra de la Demanda. Muchas casas están porticadas y con entramados de madera, pasear por sus calles es un gusto, ese es su verdadero atractivo.

Plaza de la verdura

Haro

Es la capital del vino de Rioja. Su Ayuntamiento lo deja bien claro con los toneles firmados por las grandes casas que representan este vino.  Durante el paseo por sus calles, vimos imponentes palacios, entre ellos el de los Condes de Haro, En el Barrio de la Estación se encuentran, junto al Río Ebro, las grandes bodegas riojanas. Preciosa la portada de la iglesia de Santo Tomás, situada en la zona más alta de Haro.

 

Logroño

La capital de La Rioja me sorprendió. Estaba muy limpia, tiene también un paseo agradable. El Museo de la Rioja, gratuito, es muy interesante, cuenta la historia de La Rioja desde la Edad de Piedra, hasta el siglo XX, hay retablos de San Millán y hasta un Madrazo, precioso. Luego claro, a cenar a la Calle El laurel o la Travesía del Laurel o la Calle de San Agustín, si te gusta el tapeo. Al final terminamos en Enascuas 97, muy recomendable si te gusta comer a la brasa, comida rica, carta de vinos extensa  y personal amable, unos 45 euros por persona. Era Miércoles y había muchos restaurantes cerrados, no así los de tapeo.

Me encanta que en Logroño hay numerosos palacios que han sido ocupados por organismos oficiales, así aseguran su mantenimiento. En la Plaza del Mercado, al lado de una nueva zona de pinchos, se encuentra la Concatedral de Santa María la Redonda del siglo XVI, aunque tras muchos retoques, impresiona de barroca. En su interior y tras el altar se encuentra un cuadro que representa la Crucifixión atribuido a Miguel Ángel. La entrada es gratuita, como debe ser, desde aquí lo reivindico, la iglesia no paga IBI…su Patrimonio, debería ser del Estado.

Concatedral Santa María la Redonda

Portada de San Bartolomé

Retablo de San Millán de la Cogolla en el Museo de La Rioja

Nájera

Situado en el Camino francés y a orillas del río Najerilla, Nájera fue la capital del Reino Nájera-Pamplona tras la destrucción por parte de los árabes de Pamplona. Este reino fue el precursor del Reino de Navarra. En el Monasterio de Santa María La Real, un imponente edificio del siglo XI se encuentra el panteón donde fueron enterrados sus reyes, lamentablemente se encontraba en obras y no pudimos visitarlo.

   

Elciego

La visitamos de forma casual, de camino hacia La Guardia, entrando en la provincia de Alava. Lo primero que te llama la atención es la bodega del Marqués de Riscal, un edificio peculiar de Frank O. Gehry, que recuerda inevitablemente al Museo de Guggenheim. El paseo por el pueblo es muy agradable, salpicada de casas palacio, destaco el de Ramirez de la Piscina, impresionante su iglesia de San Andrés y su monumento a Los viajeros.

         

La Guardia

También pertenece a La Rioja alavesa, es su capital. Otro paseo precioso por sus calles de sabor medieval, sobresalen la Torre Abacial, románica de transición, que también está exenta de su templo, las iglesias de San Juan y Santa María de los Reyes y tomar un vino de la tierra, acompañado de unas piparras y unas sorprendentes bravas.

columnas antropomorfas de San Juan bautista, iglesia fortaleza

San Juan Bautista, siglo XII-XIII, ampliada hasta el S XVI

 

Estella

Entramos en Navarra para no perdernos Estella-Lizarra, otra localidad, que ha crecido a la sombra de El Camino. Nada más llegar entramos en la Plaza de San Martín, impresionante el trío que contemplamos: palacio de los Reyes de Navarra (siglo XVII), el antiguo ayuntamiento (siglo XVIII), hoy oficina de turismo, con los escudos de la ciudad en la fachada y la iglesia de San Pedro de la Rúa , con una impresionante escalinata. Esta iglesia data del siglo XII, estaba cerrada, pero en la oficina de turismo nos indicaron que subiendo por un ascensor anexo, podíamos ver su fabuloso claustro, así hicimos, nos llamó la atención su cuádruple columna torsa, algo no muy frecuente en el Románico. Pero a mí lo que más me impactó de Estella fue la iglesia del Santo Sepulcro a orillas de rio Ega. Sus inicios datan del siglo XII, está inacabada y cerrada, es impresionante…

San Pedro de la Rúa

 

Iglesia del Santo Sepulcro, inacabada y cerrada.

Palacio de los Reyes de Navarra

Claustro de San Pedro de la Rúa

Detalle de la columna torsa

 

Sos del Rey católico

Para culminar nuestro viaje, cambiamos de Comunidad y en la de Aragón visitamos Sos del Rey católico, población situada en la frontera de los reinos de Navarra y Aragón. Aquí nació Fernando de Aragón, el Rey Católico, concretamente en el Palacio de Sada, hoy oficina de turismo. Nos alojamos en el Parador, que resume la esencia de este pueblo, en un edificio magnífico. El paseo por el pueblo es una delicia, en la plaza del mercado porticada, hay una vara para medir. Preciosa manera de terminar nuestro viaje, aunque hicimos un alto antes de llegar a casa en Calatayud, una ciudad en ruinas…una pena.

Vara del Mercado

Torre del homenaje del desaparecido castillo, siglo XII

Parador

Terraza del Parador

Iglesia de San Martin de Tours (siglo XIII), capilla del Palacio de Sada.

Nos queda mucho por recorrer en La Rioja, La sierra  Cebollera, las Siete Villas, y tantas otras cosas…volveremos. Gracias a Jaime, compañero y riojano de pro, por sus recomendaciones.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer