SANTO ESTEVO, LA PARADA

 

A pesar que nuestro objetivo era visitar la Ribeira Sacra, casi lo dedicamos por completo a contemplar este maravilloso Monasterio, que a su vez era nuestro hotel. La carretera que te lleva a Santo Estevo, te da ya  una idea de la exuberancia de la Naturaleza en la que se haya inmerso este singular Monasterio. Está  situado en Nogueira de Ramuin, un municipio compuesto por trece parroquias y donde supe que nació el empresario español Eduardo Barreiros…vaya salto social…

Siempre me he preguntado por qué los Monasterios mas preciosos que he conocido, se encuentran en lugares tan mágicos y sobre todo tan aislados. Una de las explicaciones es que lo anacoretas de entonces, se juntaban y construían un lugar de culto donde vivir…no soportaban estar solos y mucho menos sin un buen cobijo…y claro sucumbían a la tentación…

Interior de la iglesia románica

Al entrar al Monasterio de Santo Estevo ya te haces una idea de lo que te espera, paz, quietud, arte, gastronomía, spa…Silencio impresionante acompañado de música chil out cuando te asomas al cañón del Sil, cantos gregorianos al ir a dormir…

 

Capitel con arpía

Gárgolas

La fusión del románico, gótico, renacentista, barroco y moderno desde el siglo VI hasta la actualidad es espectacular, la última ha introducido elementos muy modernos como el cristal, el metacrilato y muebles de diseño que a mí personalmente me ha encantado…

 

 

Sus tres claustros : el de los viveiros y los caballeros son renacentistas y el de los obispos, en su parte superior es gótico y el inferior es románico…Frente al claustro de los caballeros podemos ver un cuadro de Luca Giordano del siglo XVII.

Claustro de Viveiros

 

Claustro de los obispos por fuera…

Y por dentro…

 

 

Claustro de los Caballeros, vista desde la cafetería de noche

…y de día

Su cafetería te ofrece, frente a la maravillosa vista de su claustro, un vino Mencía y una tabla de quesos gallegos maravillosos, además,  su restaurante situado en las antiguas caballerizas, es un lugar muy particular para una cena en pareja…

No hicimos cruceros por el cañón del Sil, eso sí subimos a alguno de los miradores de Parada de Sil con unas vistas espléndidas del Cañón del Sil,  donde el silencio es tal que puedes oír los “chispazos” de los sorprendentes tendidos eléctricos.

Todo ello envueltos en castaños y nogales, algunos cubiertos de musgo debido a la permanente humedad que hay en esta zona…El paseo alrededor del Monasterio, en el que te indican varias rutas, se ven estos ejemplares, además de los hornos que abastecían de pan al Monasterio, la casa del Cirujano, la huerta y los molinos que construyeron al lado de los saltos de agua para moler el trigo…

 

 

Es como un bosque encantado…

Escapamos de esta maravilla un día para visitar Ourense, que me sorprendió gratamente, sobre todo el maravilloso cimborrio flamígero de su Catedral, la Plaza Mayor con su escalinata y la zona de tapeo, donde te obliga a comer pulpo claro…

 

 

De paso visitamos Allariz, por recomendación de mi hermana, bonito pueblo, “Villa Real”.  Sancho IV la nombró “la llave del Reino de Galicia” , fue la corte de algunos reyes godos, posee además una iglesia románica preciosa, la de Santiago. Tiene un paseo delicioso por la orilla de su río, llamado Arnoia.

 

 

Así pues nuestra estancia fue maravillosa, muy recomendable… para terminar, de camino a Madrid, vistamos Medina del Campo, solo para ver su impresionante castillo…

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer