PLASENCIA, YUSTE, LA VERA Y OTROS SENTIMIENTOS

Claustro del Monasterio de Yuste

Hace unos días decidimos pasar unos días en la zona Norte de la provincia de Cáceres. Es una zona que abarca Las Hurdes, La Vera, Valle del Ambroz, Valle del Jerte, Monfragüe…un área salpicada constantemente de preciosas gargantas, paisajes muy verdes… y en medio de todas estas comarcas, se encuentra la ciudad de Plasencia, regada por el río Jerte…y protegida por una muralla medieval con numerosas puertas conservadas. Alojarte en esta bella ciudad te permite visitar todas estas zonas de manera cómoda…y uno de los mejores sitios para hacerlo es, sin duda, el Parador de Plasencia…

Muralla de Plasencia

El Parador es un convento dominico del siglo XV, me ha encantado la forma en que se ha integrado alojamiento e historia, el refectorio, el claustro, a su lado está el palacio de Mirabel, dando a la plaza donde se sitúan los dos edificios un aire precioso…

Claustro de El Parador

 

Palacio de Mirabel

Plasencia la fundó en el siglo XII el rey Alfonso VIII,  puso en el escudo de la ciudad para placer de los hombres y al parecer de ahí viene su nombre…curiosa su Plaza Mayor y su campanero el abuelo Mayorga

Existen numerosos posts sobre las maravillosas construcciones que existen en Plasencia y que da idea de su poder político y religioso en su época de esplendor.  Nobles (los Zúñiga, los Monroy…) y la Iglesia eran entonces una buena combinación, ésta última se instaló a lo grande, disponiendo además de maravillosas iglesias góticas y románicas y nada menos que de dos catedrales, la Vieja y la Nueva, una de aire románico y gótico y otra más renacentista, pero están tan unidas que no distingues cual es cual, solo por sus portadas, al lado se encuentra el palacio episcopal por supuesto…

Fachada de la catedral Nueva

Una de nuestras excursiones fue a Yuste, donde se encuentra el Monasterio donde fue a morir el emperador Carlos V en 1558, la visita es imprescindible sobre todo por la luz del lugar y las vistas que dispone el Monasterio, el edificio es muy austero pero muy bonito…buena elección para morir…

Claustro renacentista del Monasterio de Yuste

Otra excursión fue a La Vera, pueblos como Garganta de la Olla y Jarandilla de La Vera son necesarios de visitar, crecieron a la sombra de la Corte que generó el Emperador, en la primera localidad se situaba la llamada Casa de las muñecas pintada de azul, que era el prostíbulo de La Corte y de los visitantes al Monasterio y el segundo fue donde pernoctó Carlos V mientras habilitaban el Monasterio de Yuste, nada menos que en el palacio de los Condes de Oropesa, actualmente otro precioso Parador.

La casa de las muñecas en Garganta de la Olla

Patio del Parador de Jarandilla

Torres del Parador de Jarandilla

Dos sorpresas durante el viaje. El Parque de los Pinos en Plasencia, repleta de pavos reales y de vuelta a Madrid, el Puente Aquelcabos del siglo XIV en Arenas de San Pedro.

Pero el verdadero motivo de nuestro viaje fue visitar el pueblo de origen de uno de nuestros amigos. Nos conocemos hace más de 35 años, decidimos poner en práctica esta idea y Guillermo fue el primero, su pueblo es Casas del Monte y literalmente era así, casitas colgadas de una montaña, que te hacen que el paseo sea casi en vertical. No podía faltar la inevitable Garganta con sus cantos rodados y el agua cristalina. Nos encantó oír la historia de su familia y ver su origen, su pueblo, su casa…

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer