ACTIVIDADES CULTURALES EN PLENA PANDEMIA

Jardín del Museo Cerralbo

 

Este tiempo tan extraño que estamos pasando no nos debe impedir realizar actividades culturales. Estas son la últimas a las que he acudido y que me gustaría recomendaros y comentar. Por supuesto todas esta actividades cumplen las medidas de seguridad.

El enfermo imaginario de Molière: la compañía de Teatro Clásico dirigida por Lluis Homar es una maravilla. Esta obra que ya no está en cartel, me encantó. Los protagonistas Josep Mª Flotats y Anabel Alonso, están prodigiosos, la puesta en escena muy acertada, a pesar de estar los mismos elementos durante toda la función…pero el tema de la obra, me tocaba un poquito.

Escenario del Teatro Príncipe antes de subir el telón

Los médicos del siglo XVII no tenían mucha formación y tampoco herramientas para poder curar o prevenir…y claro, había mucho charlatán que se aprovechaba de pobres enfermos y no tanto (como en la Obra) y así Molière, nos tenía en el punto de mira…es curioso como el propio autor habla de sí mismo en la obra…él mismo eligió esta obra para morir en el escenario, vestido de amarillo. Magnífico…

Final de la obra, caída del telón

El Museo Cerralbo: es uno de las pocos palacios que nos muestra de forma real como vivía la nobleza en el siglo XIX en Madrid. La edificación es preciosa, fue construido entre 1884 y 1892, destacando el maravilloso jardín que al parecer es lo único que no es original de la época, la decoración y el mobiliario es auténtico de la época en la que vivían en palacio el Marqués de Cerralbo y su familia.

La entrada al museo es espectacular con sus maderas nobles y los mármoles que componen la escalera. Preciosos son el salón de baile, la biblioteca, el salón de billar…. En este museo olvidas los cuadros de autores como Tintoretto, El Greco o Zurbarán, que hay colgados para admirar este precioso edificio y su exuberante decoración…al revés de lo que ocurre en el Museo Lázaro Galdiano.

subida al piso de arriba

salón de baile

 

La exposición sobre Azaña: esta muestra se encuentra en la Biblioteca Nacional de Madrid. Lamentablemente como todo lo relacionado con la Segunda República Española; esta exposición me produjo tristeza…Vaya por delante mi admiración hacia Azaña, que en aquel entonces hablaba francés e inglés, algo todavía insólito entre nuestros políticos actuales. También era un  intelectual con gran formación, cuyo único delito fue querer hacer de España un país mejor y sacarla de la miseria y el analfabetismo, cosa que consiguieron prolongar durante muchos años más, los vencedores del golpe de estado…

Me quedo con esta reflexión: “Los peores enemigos de España se albergan en su propio territorio y se llaman ciudadanos españoles. Son los que por inconsciencia o por interés, colaboran de continuo en la perpetuación de sus males y persiguen ferozmente, todo signo de una España más culta, más respetada en el Consejo de naciones”.  A mí me suena muy actual. En el articulo 6 de la Constitución española de 1931, se lee: “España renuncia a la guerra como instrumento de política nacional”, qué maravilla, la Constitución prohibía la guerra…

 

Azaña y su esposa Lola de Rivas

Feliz Año  a todos!!!

    • Querido HKB: el Museo es espectacular desde luego, y el reloj del salón de baile es curioso. Hay que seguir visitando exposiciones, museos, teatros, la cultura tiene que seguir viva…con las medidas de seguridad necesarias, desde luego.
      Un abrazo!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer