CUATRO HISTORIAS DE LA COVID 19.

 

Estas historias son todas reales…pero no únicas, seguro que se han repetido a lo largo de la pandemia en muchas ocasiones y en muchos lugares…lamentablemente.

La pareja: era una pareja muy unida, él se dejaba cuidar por su mujer que sabía controlar todos sus síntomas de asma y apreciaba cuándo tenía que venir a la consulta para obtener ayuda médica. Los dos venían muy arreglados a la cita, como si ésta visita fuera muy importante para ellos, charlábamos un rato después de tratar los aspectos médicos, en ocasiones nos reímos, ella era una persona muy risueña, de esas que te dan buen rollo nada más verla…. Los dos fueron afectados por la COVID-19, él salió pronto del Hospital. Ella, tras despedirnos en la última y crucial consulta, se marchó camino de la UCI,  aguantó en la misma más de 5 semanas, pero al final no lo soportó…se marchó y dejó a su compañero de toda la vida desolado, sin entender qué pasó, no sé si se adaptará a la pérdida…

La madre: estaba en una residencia a pesar de todo; de los hijos, por diferencia entre ellos, por opiniones diversas de las parejas, por falta de espacio y necesidades médicas continuas…De repente, no se la puede visitar, comienzan las noticias confusas, las propuestas imposibles, la noticia en el periódico, el comienzo de la enfermedad, el traslado al Hospital, los partes confusos a través de un teléfono y finalmente la muerte en soledad, no hubo funeral, no hubo acompañamiento, hubo eso sí, un duelo distócico…

El sanitario: comienza a vivir la pandemia dentro del ojo del huracán, quiere ser útil de verdad, siente que lo es, falta material de protección para enfrentarse a algo tan insólito como inesperado en su ejercicio de la Medicina, no importa; se apaña y sigue trabajando a pesar del miedo, a pesar de la incertidumbre, de las mascarillas defectuosas…Empieza con fiebre… su madre y su padre se encontraron mal también, la madre ya estaba en el hospital. Al ingreso del compañero su madre fallece y al alta del mismo, fallece su padre…Desolación, culpabilidad, incredulidad, inmersión en uno mismo, soledad…

La política. Cuando alguien te dice que no le gusta la política o no vota…bajas la cabeza y piensas qué ignorancia! no sabes cómo puede influir en tu vida…en la pandemia hemos visto (y en muchas otras cosas) que esto es así. Fuimos  a valorar a docenas de personas a domicilio, casi todas con neumonía bilateral que cumplían criterios de ingreso. A veces; había horas de demora para el traslado en ambulancia…otras; decidían tras la comunicación del caso…que no se trasladaba al Hospital por su situación de deterioro cognitivo…por ello decidimos no mentir, pero sí, omitir…Las competencias de Sanidad, deberían ser del Estado no de las Comunidades Autónomas y así de paso se debería blindar la Sanidad Pública para siempre…

 

Dedicado a todos mis compañeros de la Sanidad Pública, a mis pacientes que han sufrido la pandemia, a los que se marcharon para siempre, a mi madre a lo que no he podido ver durante semanas…a mi familia que ha aguantado mi tristeza en muchas ocasiones…

 

  • Que tristeza, tantos casos y tantas vidas perdidas… Y ahora la pelota de tejado en tejado, eso sí creo que tendremos una corrida de toros, espero con impaciencia ese karma del que tanta gente habla y dejé fulminados a todos los políticos que han actuado mal conscientes de lo que hacían, y a todos los sanitarios que la salud y la suerte os acompañe toda la vida.gracias

  • hola esto nos tomo por sorpresa a todos lo que mas lamento es gran gran perdida de vidas en todo el mundo y la crisis economica que nos va a dejar pero vamos a salir tenemos que estar mas unidos que nunca un abrazo

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer