ROSQUILLAS DE TODA LA VIDA

Quien no ha comido en su infancia unas rosquillas en Semana Santa o incluso fuera de ella…ahora para realizar en el confinamiento (confitamiento) son ideales…También me recuerdan a mi infancia, a mi madre en la cocina…el olor del aceite de oliva caliente…

Basándome en la receta de mi madre, he confeccionado este delicioso dulce, me salen muchas, muchas rosquillas, pero están tan buenas… te da para llevar a tu madre y sufrir su crítica, al trabajo, a los amigos, etc…y el resto para tu casa.

Ingredientes de las rosquillas para un ejército:

  • 950 gramos de harina para repostería o especial bizcochos.
  • 1 sobre de levadura.
  • 3 huevos,
  • 1 taza (de las de café) llena de aceite de girasol.
  • 1 taza igual pero  llena de azúcar.
  • El zumo de una naranja.
  • Un chorro de licor (yo he usado uno de café).
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Para envolverlas después de fritas: 100 gramos de azúcar y una cucharadita de canela.

 

Batimos las claras de los huevos a punto de nieve, luego echamos las yemas y el azúcar, volvemos a batir.

Se añaden 600 gramos de harina, la levadura, el zumo de naranja, el aceite de girasol y el licor, se bate todo. Una vez batido, se coloca la masa sobre una superficie lisa o en el mismo bol y se va añadiendo el resto de la harina poco a poco, amasando constantemente, hasta que la masa no se nos pegue a los dedos.

Se van sacando tiras de la masa, se estiran y se hacen a modo de palitos redondos que vamos cortando y uniéndolos en sus extremos haciendo la forma de la rosquilla, se fríen en abundante aceite de oliva.

 Se sacan y se dejan escurrir sobre papel absorbente, luego se van envolviendo en la mezcla de azúcar y canela.

Quedan deliciosas..

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer