GOYA Y LA ESCUELA PÚBLICA

 

 

Hace unos días estuve en una visita guiada en el Museo de El Prado sobre la obra de Goya. Siempre que voy a El Prado, acabo visitando La familia de Carlos IV, me parece una obra magnífica y un gran homenaje a Velázquez, uno de los referentes de Goya y en esta ocasión no iba a ser una excepción. La vida de Goya cambió cuando se vino a Madrid y tuvo la oportunidad de ver la obra de Velázquez propiedad de la Corona, mientras trabajaba en la Real Fábrica de Tapices.

Goya era un liberal, creía que la educación era la única forma de modernizar un país, miraba con simpatía a Francia, por el sentido de la modernización que suponía, pero no admitía las tropelías que cometían los invasores y al mismo tiempo no simpatizaba con el último Borbón al que sirvió, Fernando VII.

 

Y así después de repasar varias épocas de Goya, incluidas las inquietantes pinturas negras y los alegres tapices de los inicios de su carrera, llegamos a un cuadro que dista mucho de parecerse a ningún cuadro que pintó Goya en ninguna de sus épocas: La última comunión de San José de Calasanz de 1814, aunque en algunas publicaciones datan este cuadro en 1819, con lo que coincidiría con el 200 Aniversario de nuestra Pinacoteca. Esta obra permanecerá como Obra Invitada por El Prado solamente un año, próximo a espirar este periodo…

 

El cuadro fue un encargo de los Padres Escolapios del colegio de San Antón de Madrid, Goya les hizo una rebaja importante sobre el precio del cuadro, quizás por la admiración que profesaba al Santo y además paisano o quizás porque estudió en Los Escolapios, según dicen.

San José de Calasanz fue el primer fundador de una escuela pública, de ahí mi admiración. Cuando se trasladó a Roma en 1592 y tras las inundaciones del Tiber, recogió a los numerosos niños abandonados y desolados que vagaban por la ciudad y les dio educación de forma gratuita. Así nacieron las Escuelas Pías. De ahí la admiración de Goya hacia este personaje que antepuso la educación a cualquier otra cosa, como el poder eclesiástico y la abundancia que derivaba de ello. Murió a los 91 años de edad.

Me encantó la historia de San José de Calasanz…

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer