TODO ESTÁ EN LOS LIBROS

Recuerdo aquel programa de televisión La bola de cristal, en el que la bruja Avería decía: “Viva el mal, viva el capital!!”. No entendía bien su significado, pero con la edad y los conocimientos de Historia que he ido adquiriendo, he empezado a entender la razón de esta frase…

La historia de España del último siglo, no la aprendimos en el colegio, era una historia oscura de la que apenas sabíamos, sabemos nada…a veces alguna historia que nuestros abuelos, ya fallecidos, nos contaban con mucho secreto…

Estas últimas semanas he leído dos libros de los que he aprendido mucho…

El primero, se titula “Vida y muerte de la República Española” de Henry Buckley, traducido por su propio hijo español. Se trata de un periodista inglés y católico que vivió como corresponsal del periódico inglés Daily Telegraph desde 1929 hasta 1939. Al principio no le gustó el destino, para un inglés, España en esa época era como África, pero nos fue conociendo y asistió perplejo a la indiferencia de Gran Bretaña y Francia ante los acontecimientos que empezaron a desarrollarse a raíz de la proclamación de la Segunda República. Empieza a entender lo difícil que va a ser para ésta luchar contra la sociedad feudal que había en nuestro país en esa época, qué razón tenía…

Buckely nos define perfectamente la guerra civil española cuando conduciendo por una carretera de nuestro país y en plena contienda, recoge a un ferroviario y le pregunta su opinión sobre ello, este responde: “no entiendo de política, pero tampoco entiendo por qué los que tienen tanto van en contra de los que tenemos tan poco”.

Tampoco entendía la pasividad de los ingleses, sus paisanos ante esta contienda, que probablemente temían la instauración del comunismo, sin darse cuenta del ascenso del fascismo…Alemania e Italia, entendieron su oportunidad y no dudaron en ayudar a las tropas rebeldes…

El gobierno de la República decidió no bombardear las ciudades, excepto Salamanca, como represalia por el bombardeo de Barcelona; las tropas rebeldes, contaba Buckley,  bombardearon Madrid y Barcelona y otras ciudades a las 8 de la tarde, cuando consideraban que había más gente en la calle…el autor no salía de su asombro…a veces asistía al bombardeo de la ciudad, mientras tomaba unos churros en el centro de la misma, tal fue la normalidad con la que se tomaban los habitantes urbanitas esta horrible práctica bélica. También asistía con naturalidad a la quema de las iglesias, algo escandalizado como católico, pero tras su análisis político, comprendía sin dar su opinión y analiza el por qué de esta actuación…

Finaliza el libro, con  la actuación de los franceses con nuestros refugiados que  fue lamentable, dejándolos abandonados a su suerte, a su mala suerte… a través de la Frontera francesa, mientras permitían el paso de los camiones que transportaban nuestros maravillosos cuadros de El Prado, camino de Suiza…Buckley, asiste escandalizado a esta huida y a ésta paradoja…

Me encanta como a través del tiempo que pasa en España, Buckley acaba queriendo a los españoles y lo mejor, entiende nuestra idiosincrasia, sin distinguir regiones ni ciudades…o Autonomías, como diríamos ahora.

El otro libro es “El orden del día” de Éric Vuillard . Históricamente es posterior, pero cuenta como ascendió el fascismo, gracias a la financiación por parte de empresas que fabricaban elementos tan normales y cotidianos como las aspiradoras, los coches, las cocinas o la radio…Terrible la indiferencia de estos industriales y terrible también, como alguno acabó sus días viendo a través de su demencia, en su casa, los judíos demacrados que contrató para su fábrica, en forma de esclavos…

Una pena que los momentos históricos de ambos libros, no hubiesen ocurrido en orden inverso…

Os recomiendo estos libros, a mí me han enseñado mucho…aunque al terminar de leerlos, dejan un poso de tristeza, necesario sufrirlo, para entender muchas cosas de nuestra Historia….

  • Muchas gracias, me parece un tema más que interesante, los leeré!!
    Si los recomiendas tu no hay duda de leerlos Un abrazo

  • Interesantísimos libros que nos explican una parte muy triste de nuestra historia. Que en la actualidad, parece que se repitan algunas de las situaciones políticas descritas en el libro. Magnifícamente resumidos en unas líneas, como es habitual en tus artículos. Sigue escribiendo.

    • Querido Enrique: gracias por animarme a leer estos libros que debido al poso de tristeza que desprendían me resistía a leer. Me han enseñado mucho.
      Te quiero.

  • me gusta que me recomienden libros ya leídos por alguien y que me los sinteticen tan bien, aunque es verdad que me produce pena el pensar el desconocimiento de la historia y como se repiten algunas situaciones,

    • Es verdad; es una pena que desconozcamos nuestra propia historia o nos la cuenten mal o lo que es peor nos la oculten. De todas formas tengo que darte las gracias porque la lectura del segundo libro se debe a tu recomendación.
      Un abrazo!

  • Querida colega, qué difícil permanecer impasible ante la visión de ese inglés católico… y ante lo poco que hemos aprendido. Gracias por recomendar esos libros, por hacernos abrir un poco más los ojos. Un fuerte abrazo.

Responder a Hong Kong Blues Cancelar respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer