NUEVO BAZTÁN

 

Hace unos días y a instancia de unos amigos estuve en Nuevo Baztán. Es una población situada al Este de la Comunidad de Madrid y a 50 kilómetros de la capital.  De pequeña, lo recuerdo formando parte de la publicidad de una gran urbanización que se construyó allí, al parecer destinada a la población americana que trabajaba en Torrejón de Ardoz en aquellos años junto con otra gente extranjera de alto poder adquisitivo…Eurovillas.

Pero la historia de Nuevo Baztán va mucho más allá…

Fue fundada en los primeros años del siglo XVIII  por Juan de Goyeneche, un navarro, tercer hijo de una familia rica del Valle de Baztán de Arizcun, concretamente, que fue mandado a Madrid a estudiar a un Colegio que años más tarde sería el Instituto de San Isidro, fábrica de pensamientos ilustres…Una vez en Madrid, consiguió el favor del último de Los Austrias, Carlos II y más tarde apostó por el pretendiente de la casa Borbón al trono, el futuro Felipe V, lo cual le consagró definitivamente en el poder. La actual sede de la Academia de San Fernando, situada en la calle Alcalá, fue su domicilio en Madrid…un precioso palacio.

 

Juan de Goyeneche

Fue eximido de pagos a Hacienda que junto con el poder que detentaba le hizo amasar una gran fortuna y con ello cumplir un sueño, basado en el Cobertismo  (Cobert, ministro francés), que consistía en el autoabastecimiento del país sin necesidad de hacer importaciones extranjeras. Así, construyó el primer polígono industrial en Olmeda de Cebolla (hoy de las Fuentes),  creció tanto que en 1709 se segregó de este pueblo y se llamó Nuevo Baztán, en honor a su Valle de origen. Las fábricas eran de vidrio, paños, etc, todo aquello que precisaba la Corte y que compraba en Europa.

Para construirlo, contrató a un  artista indiscutible de la época: José de Churriguera (1665-1725), creador del estilo barroco llamado Churrigueresco, pero aquí en Nuevo Baztán, se moderó bastante. Construyó un palacio-iglesia, residencia de su fundador; con un león sosteniendo en sus fauces el escudo ajedrezado del Valle de Baztán, la Iglesia es la de San Francisco Javier.

 

Palacio con la portada del león

 

 

Zaguán del palacio con su pozo.

 

Vista de la Iglesia-Palacio desde la Plaza Mayor

 

Retablo de la Iglesia de San Francisco Javier

 

Cúpula de la Iglesia

Construyó además 25 casas alineadas de forma ortogonal, situadas alrededor del palacio, viviendas de los artesanos y cuya disposición formaban tres plazas, una de ellas del Mercado, otra la plaza Mayor o del jardín frente al palacio y otra de entretenimiento para la población, la Plaza de Fiestas.

 

Plaza de Fiestas, al fondo la Plaza del Mercado

Tras la muerte de Goyeneche, sus hijos, como casi siempre, terminaron con su Patrimonio y en Nuevo Baztán, se dejo de producir.

Todo esto fue construido por los Agotes, que es la parte de la historia que más me ha impresionado…

Los Agotes fue un pueblo que vivía en Bozate, un barrio de Arizcun, la localidad natal de Juan de Goyeneche. Estuvieron discriminados, segregados y tratados como raza inferior  durante ocho siglos. Su fisonomía era de gente fuerte, rubia y de ojos claros y trabajaban muy bien el hierro y la madera…Pero no podían casarse con nadie que no fuera Agote, la misa la escuchaban tras una verja y debían señalarse sus ropas con un dibujo de pata de ganso roja, la creencia era que transmitían la lepra…Los Agotes eran mano de obra muy barata y con grandes cualidades artesanas, propiedades ideales para construir Nuevo Baztán

Escultura de Goyeneche en el recinto

 

No se les permitía criar ganado, ni beber en fuentes públicas, ni bautizarse en la misma pila bautismal que el resto de la población, ni participar en bailes y fiestas, tampoco podían ser ordenados sacerdotes, ni acceder a la Universidad ni al funcionariado…

En 1520 pidieron amparo  al papa León X y este permitió una bula para eximirlos de su castigo, pero no fue puesto en práctica, también Las Cortes de Navarra en el siglo XVI les apoyaron, pero no sirvió de nada. En 1817 se promulgó una ley para abolir la discriminación, pero hasta avanzado el siglo XX, no se acabó con esta discriminación de forma definitiva.

Su origen no se sabe, parece que su nombre en francés era Cagote, que significaría perro godo, y se postula que podían ser desertores del ejército godo y que luego emigraron hacia Navarra…o fueron cátaros huidos de Occitania?.

Tras construir Nuevo Baztán, los agotes retornaron a Navarra…En Arizcun hace apenas 50 años, se tapó la puerta de la Iglesia por la que sólo pasaban los Agotes…

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer