DIETA FODMAP

 

What’s_the_Best_Diet_for_IBS-296x318

 

 

El Síndrome de intestino irritable (SII), es una entidad que abarca síntomas tan generales como el dolor y la distensión abdominal con alteración del ritmo intestinal, el diagnóstico se basa en los Criterios de Roma. La prevalencia está según qué fuentes, entre un 5 y un 10% de la población.

En los últimos años se ha incrementado en este proceso el consejo de dieta baja en FODMAP, esto es el acrónimo en inglés de dieta baja en oligosacáridos, disacáridos y monosacáridos fermentables y también baja en polioles, es decir una dieta baja en Hidratos de carbono de cadena corta que pueden no ser absorbidos en intestino delgado y como consecuencia fermentan a nivel del intestino grueso.

P160811_14.56

 

 

Esta dieta puede aliviar los síntomas derivados del SII, pero no hay una evidencia científica de recomendación A (la que tiene evidencia científica probada, respaldada por un metaanálisis) porque no se han hecho estudios con buena calidad metodológica, quizás porque es difícil el diseño y llevar a cabo este tipo de estudio en este tipo de patología. En los pacientes con diarrea esta intervención dietética no mejora apenas este síntoma. Tampoco existen estudios sobre los efectos a largo plazo de esta intervención dietética (restricción de Hidratos de carbono) o qué ocurre cuando se reintroducen los alimentos FODMAPs ni su efecto futuro sobre la microbiota intestinal.

Antes que recomendar este tipo de dieta restrictiva hay que haber intentado modificar hábitos de comida, excluyendo alimentos que producen gases y hábitos de vida saludable en general. Los alimentos que más gases producen son los huevos, guisantes, apio, zanahorias, bananas, albaricoques, ciruelas, coles de Bruselas, cebolla, germen de trigo, panes como pretzel y bagels, alcohol y la cafeína.

La fibra es recomendable si en los síntomas predomina el estreñimiento, ya que la fibra también es productora de gases. No debemos olvidar que el tabaco o mejor, el hábito de fumar produce también gases, así como masticar chicle o beber en vaso largo o en botella.

Entre los cambios de hábitos está el ejercicio físico, caminar durante 20 a 60 minutos de forma vigorosa al menos 5 días a la semana, han demostrado que mejoran los síntomas del SII.

tumbet 3

Lo que sí es cierto es que la dieta FODMAP debe hacerse con la supervisión de un profesional de la salud que esté familiarizado y tenga experiencia con el tratamiento dietético.

Lista de Alimentos con Gran Contenido en FODMAP

-Aditivos (edulcorantes y fibra añadida): fructo-oligosacáridos, jarabe de glucosa y fructosa, ágave, miel, inulina, polidextrosa, isomalt, manitol, maltitol, polidextrosa, sorbitol y xilitol (caramelos SMINT)

-Cereales derivados de trigo, centeno y cebada: salvado; pan; cereales para el desayuno, granola y muesli; galletas; pasta incluyendo cuscús y ñoquis, sopas, etc.

Frutas y zumos: manzanas, albaricoques, peras, moras, cerezas, higos, mango, nectarinas, melocotones, caquis, ciruelas, uvas pasas y sandía.

Legumbres: frijoles y/o habas de todo tipo, soja, proteína de soja o texturizada, garbanzos y lentejas.

-Leche y productos lácteos con lactosa añadida: natillas, helados, leche de vaca, cabra y oveja, incluyendo entera, baja en grasa y desnatada, evaporada, condensada, flan, quesos blandos, yogur…etc

-Frutos secos: anacardos y pistachos.

-Verduras: alcachofas, espárragos, coliflor, ajo, lechuga, puerros, setas, cebolla, okra, chalota, tirabeques y achicoria.

Lista de Alimentos con Contenido Moderado en FODMAP:

Frutas y zumos: longan, lichi, granada, rambután y aguacate.

-Leche y productos lácteos: nata, queso fresco, queso batido, queso crema, crema fresca, mascarpone y  requesón.

Frutos secos: almendras, avellanas.

Verduras: remolacha, brócoli, coles de Bruselas, repollo, calabaza, apio, maíz, hinojo, te, guisantes y champiñones.

Leche y sus derivados: “sin lactosa” estarían permitidos, siempre que no incorporen otro de los azúcares a evitar, comprueba que no llevan inulina, polidextrosa, isomalt o jarabe de glucosa y fructosa.

Muchas de las verduras de esta lista son indigestas en crudo, pero se toleran perfectamente cocinadas, es cuestión de probar, exactamente igual que sucede con la fruta que a veces es mucho más digerible si se le quita la piel.

Bueno espero que este post sea de utilidad para aquellas personas que padecen el SII, de tan difícil manejo en la clínica, pero tan frecuente.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer