Un diner, hamburguesas y dieta pobre en hidratos de carbono

En una ocasión viajamos a través de Estados Unidos por su costa Este, en nuestro periplo hacia al Norte, atravesamos el Estado de Vermont ( derivado del francés significando monte verde) situado en la zona de Nueva Inglaterra. Llegando la hora de la comida, quisimos parar y lo hicimos en un pequeño restaurante en la localidad de Lyndonville, llamado además Miss Lyndonville, mi amiga Elena y yo nos empeñamos en comer allí, por la casita tan adorable que contenía el restaurante. Pero la sorpresa estaba dentro, cuando entramos los 7 forasteros que éramos, nos miraron, como eso, forasteros, todos los ojos de la población de Lyndonville (estaba casi lleno), que ocupaban los asientos del Diner.

Entre ellos no faltaban los personajes clásicos del cine americano: el gordito adorable, la gorda que se infla a hamburguesas, el sheriff, la señora que mira por encima de sus gafas, la rubia, el malo….No nos importó,  nos sentamos y pedimos unas deliciosas hamburguesas, que yo no he vuelto a comer nunca, ni por su sabor ni por su tamaño. Nuestros hijos se tomaron de postre un Banana Split para toda su vida, del enorme tamaño que tenían. El sitio era impactante, como recuerdo compramos unas tazas donde servían el café (que, por supuesto, podías repetir, a 5 dólares cada una). El precio para una familia de 4 miembros, comiendo hasta hartarse era de unos 29 dólares. Miss Lyndonville, un diner inolvidable…

En Internet existen numerosos anuncios sobre dietas hiperproteicas, anunciando sus bondades y lo fácil y rápido que es adelgazar. Pues bien, la revista Annals of Internal Medicine, ha publicado en su número 5, volumen 153 de Septiembre de 2010 un articulo realizado sobre un estudio en una población seguida durante 20 y 26 años, en el que se observó que la dieta pobre en carbohidratos y rica en proteínas, especialmente animal, léase las hamburguesas, por ejemplo, se asocia  a mayor probabilidad de muerte por cáncer y enfermedad cardiovascular. Eso sí depende del tipo de proteínas y grasas, es preferible  si decidimos comer así, que la fuente de éstas sea mejor vegetal que animal. Por ello debemos seguir las directrices de la OMS: cinco piezas de verdura/fruta al día….Bueno, alguna vez podemos comer una hamburguesa y si es en Miss Lyndonville, mejor.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer