Tiempo para recordar

Como todos sabéis, en esta primera semana de noviembre, el día 1 es el Día de Todos los Santos y el 2 el de los Difuntos. Ahora se celebra el Halloween americano, pero no por ello olvidamos nuestras tradiciones ni a aquellas personas queridas que ya no están con nosotros. Yo he querido a muchas personas que ya no están,  pero sin duda en mi cabeza y en mi interior, todos los días de mi vida, está y estará el recuerdo de mi hijo Fran. Hoy quiero compartir unas fotos de él con vosotros. Es probablemente el post más personal que os voy a escribir, pero al final me acompañáis todas las semanas y me parece justo también contaros estas cosas, tan mías.

Nada es más desgarrador que perder a un hijo. Va contra la propia naturaleza del ser humano que una madre sobreviva a un hijo. Es tal la pena y el dolor que uno ni reacciona. En mi caso, no fui capaz de llorar del golpe tan tremendo que sentí y que me partió por dentro de una a forma, que soy incapaz de describir. Sólo el tiempo, mucho tiempo, te ayuda a aprender a vivir sin esa persona tan tuya. Eso, y que tenía otro hijo que también había perdido a su hermano, que era un niño pequeño y que no podía ver una madre siempre triste. Luego llego Cynthia y también fue otro enorme motivo para salir adelante.

No sé por qué pasan estas cosas y hace tiempo que dejé de preguntármelas. Pero sí que debo decir que siento a Fran cada día. Lo  noto, sé que está cerca de mí. A veces me apena cuando veo a su hermano con sus hijos y pienso lo que hubiese disfrutado Fran con ellos. O por ejemplo, cuando nació Cynthia que habría estado loco con ella. Pero así han sido las cosas.

Seria injusto por mi parte no reconocer que, pese a esa pena, hoy día no puedo más que dar las gracias por haber tenido a Luis Alfonso y Cynthia.  Ambos son buenos, serios y sobre todo con fondo. Tienen a su lado a Margarita y Benjamín que les hacen felices y los quieren. Y por tanto yo también a ellos, pues no hay nada mejor para una madre que ver a sus hijos bien y contentos. Tengo a Eugenia, a Luis y a Alfonso, unos nietos estupendos. Y en breve Cynthia tendrá su bebé, por lo que completaré el cuarteto de nietos.

Fran era un niño simpático, ocurrente y guapo. Hay pasión de madre, claro está, pero reconoceréis que era guapo. Fue el primer nieto de la familia y os podréis imaginar la ilusión de todos con él. También la de su padre, que lo adoraba. Me encantan estas fotos. Tan gordo de bebé y luego cómo iba creciendo, muy despierto de carácter. Pero las cosas fueron como fueron y debe ser que él cumplió su misión en la tierra en sus once años de vida, no sé…

De lo que sí estoy segura, es de una cosa, sé que desde donde sea, Fran siempre está conmigo.

Hasta pronto

Carmen

  • Doña Carmen,
    Bello escrito y preciosas fotos! Tenga fe que su hijo está en el cielo y la acompaña siempre! He disfrutado su artículo tan personal y Usted ha seguido la vida con fortaleza. Viva para encontrarse algun día con sus seres queridos.

    • Muy bellas fotos. .y k verdad tiene k ser… Sobrevivir a tu hijo es lo peor… Me gustas como persona la vida la vives al día..como tiene k ser..eres de admirar.. Mis saludos..

  • Carmen, comprendo muy bien los sentimientos que describes. Yo he perdido a una hija hace pocos meses (algo mayor que Fran) a causa del cáncer y sé cómo se siente una madre en estas circunstancias. Desde luego, es antinatural y desgarrador. Una se va reponiendo poco a poco del duro golpe, pero ya nunca la vida será la misma. Yo lo asumo y lo acepto, pero lo veo injusto. Un abrazo.

  • No puedo imaginar algo así.. con un dolor tan profundo. Creo que sólo el tiempo da la serenidad para poder contarlo.
    Un hijo bellísimo que disfrutaste muy poco tiempo pero que tuviste la oportunidad de poder hacerlo. Y para siempre contigo.
    Un abrazo

  • Que bonito era este niño. Lástima de su pérdida y de la de su padre. Soy madre y mis hijos son mi vida. Durísimo que una madre sobreviva a un hijo. La fe y el consuelo de que está en un mundo mejor y que desde allí te cuida y te protege. Dios te ha premiado con esos dos hijos tan maravillosos que tienes. Me encanta Luis Alfonso y me alegra que sea tan feliz, para el no tuvo que ser nada fácil. Un abrazo desde esa tierra que quieres tanto Sevilla.

  • Carmen me ha emocionado su escrito. Belleza de niño. Q desde dónde está la quiere y la protege. Si es desgarrador para una madre. Perdí de muy pequeño a mi segundo hijo y por eso emtiendo todo su escrito. El dolor no se puede describir pero también siento que nos animan a seguir fuertes y saber apreciar la vida.
    Un fuerte abrazo
    Isabel

  • Hola Carmen,
    Muy bonito y entrañable, a pesar de la tristeza tan profunda que emana en el artículo y a la vez muy tierno.

    Muchos besos y gracias por compartirlo con todos nosotros.
    Teresa

  • Carmen, me ha encantado!!!!
    Recuerdo ese día como si fuera hoy.
    Que pena más grande!!! Era guapísimo!!!
    Pero la vida sigue y ahora tienes muchas cosa buena para estar alegre.

  • Doña Carnen
    Gracias pir compartir tan intimas fotos. Desde el cielovela por usted y su familia. Conformidad yfortaleza porque se ese dolor se lo llevara con usted por siempre. Era hermoso si niño! Que Dios la cuide.

  • Queridos amigos, habéis sido muchos en escribir cosas tan cariñosas al post d esta semana espera sea un himno a la vida y de ánimos a los que se han visto en situaciones como la mía gracias

  • Aún guardo una vieja revista donde está la foto de tu bello hijo junto a su hermanito y su padre, ha sido algo muy triste. Uno nunca puede aceptar que los niños mueran o que enfermen, pero la vida, querida Carmen, nunca ha sido muy considerada. Gracias por compartir tus sentimientos de manera tan sencilla, estamos contigo.

  • Así es la vida y no queda más remedio que continuar hacia adelante. Y como bien dices no sólo por uno mismo sino también por los demás. Es un post muy bonito. Menos mal que Hola también tiene bloggs como el tuyo que aportas siempre algo con fondo. Es que en este mundo y en esta sociedad actual hace falta más fondo y menos superficie.

  • Querida Carmen:
    Qué emoción tu blog de esta semana. Yo era amiga de Fran, a través de amigos comunes del liceo, tambien del Club de Campo y sobre todo de su último verano en Sotogrande. Estábais en un casa llamada el Romeral con Luis, Marella, Mathilda (a la que también recuerdo con cariño) y Frederique. Todavía estoy en contacto con Luis y Margarita.
    Me acuerdo mucho de él. Era guapo y simpático a rabiar. Se hubiera comido el mundo. Nos tenía a todas embobadas.
    Recuerdo el accidente. Recuerdo que mis padres nos dijeron que rezáramos. Y recuerdo cuando me dijeron que había muerto. Fue el primero de mis amigos que yo recuerde conscientemente que murió. Recuerdo el shock. Y la preocupación por Luis. Por todos. Recuerdo la vuelta de Luis al Club de Campo, con ese pelo tan rapado, sus muletas, esa sonrisa tímida y esa increíble fortaleza. Está claro que tenía a quien salir. Fran estaría muy orgulloso de él. Y de ti. Estoy segura.

    Me acuerdo mucho de Fran. Esas edades marcan mucho. Y el dejó huella, a pesar del corto tiempo que tuvo de vida. Prueba de ello es que, aún hoy, me acuerdo todos los 7.02 y 22.11 de él.
    No sabía si escribir esto así en público. Pero imagino te hará ilusión saber, que a pesar de los años que han pasado, todavía hay amigos que nos acordamos con cariño de él.
    Si ya entonces me pareció durísimo lo que tuviste que pasar, hoy que soy madre de 4 niños preciosos, puedo imaginarme todavía más cuán desgarrador y horroroso debió ser, y te admiro aún más por tu fortaleza y positivismo. Me has emocionado con tus maravillosas palabras. Tienes razón, Fran era guapo por fuera y x dentro.
    Un beso a ti y otro al cielo.
    Beatriz

    • Gracias Tacan y gracias Araceli. Me ha costado escribirlo, por ser muy personal, pero me parece que Carmen (y Fran) se merece saber, que a pesar de los años que han pasado, los amigos de Fran nos seguimos acordando de él.
      Os agradezco vuestro cariño.
      Un beso

  • Qué bellas palabras, un post maravilloso y muy sincero. Me acuerdo perfectamente de los reportajes de usted y don Alfonso con los niños, en la nieve o de vacaciones. Los niños eran guapísimos. Me acuerdo de un reportaje a principios de los 80 en Francia, en los que salen usted y sus hijos en un barco y paseando por un muelle, y se ve un cariño y una complicidad entre madre e hijos maravillosa. Y otro reportaje en una fiesta de disfraces y Fran va vestido de mosquetero y Luis de pirata.
    Toda España compartió el dolor de usted y de don Alfonso aquel fatídico 1984, no lo dude.
    Un saludo.

  • Recuerdo cuando ocurrió y me impresionó ya que yo tenía 2 años menos. En clase rezamos al día siguiente por él. Tenía cara de ángel y seguro que os estará cuidando desde arriba. Muchos besos.

  • Hola Carmen. Me ha encantado el post de hoy. Y me ha llegado muchísimo, muy adentro.
    Recuerdo el día de tu boda con el padre de tu hijo. Te vi llegar al palacio y conseguí verte entrar en la iglesia.
    Era un día feliz, en principio.
    Pero también te vi en el cementerio en el entierro de Fran y aún a día de hoy no se me ha olvidado tu cara, tu expresión que de tanto dolor, no expresaba nada, contradictorio.
    Me chocó eso, porque se suponía que cuando se perdía a alguien querido se lloraba desconsoladamente, perdiendo un hijo habría tenido que ver escenas desgarradoras, pero no fue así.
    Era muy joven y no entendía las cosas duras que te trae la vida.
    Ahora a mis cincuenta y tantos, después de haber vivido momentos tristes, aunque no tanto como perder un hijo, más que nada porque no he sido madre, entiendo y comprendo tu rostro, tu dolor.
    No podía haber mayor dolor en una cara que en la que no había expresión alguna, el vacío total. Ante un dolor tan grande, se produce como un agujero negro en el pecho en el que van pasando las emociones y las situaciones, y nos dejan al límite y flotando como un pequeño objeto lo haría en el espacio.
    Creo que no hay mayor expresión de dolor, cuando no se puede emitir llanto, lágrimas, gestos, voz.
    Que equivocados estamos cuando pensamos que una persona sufre más porque llora a lágrima viva. Cuanto duele no poder echar ese llanto, no poder gritar, no poder hablar.
    Te digo que no es mi caso, pero alguna situación fuerte me ha tocado vivir y sufrir, para desgracia mía, y no he sido capaz de llorar.
    Te he entendido perfectamente, sólo tú sabes de tu dolor. Y me gusta que pienses que tu hijo está cerca de ti.

  • Verdaderamente a ti Carmen muchas veces no se te ha entendido… y has podido parecer fría en ocasiones o pasota…o lanzada..o no sé. Si me gusta este post es porque creo que aún conociéndote todo el mundo, no se te conoce. Puede que quizás tampoco has hecho porque lo hagamos. No por nada, sino simplemente porque entiendes que tu vida es eso, tú vida. Pero nos gusta verte así, tan real. Y que al final eres mucho más de lo que sale en las fotos. Por pura franqueza a veces hasta puedes llegar a hablar más de la cuenta, sin doblez…y sin pensar que puede que eso mismo vaya en tu contra. Cuando en realidad eres más sentida de lo que se cree, más profunda… y más inocente. Pues alguien con más dobleces lo haría de otra manera, vendiéndose quizas mejor, pero tú has sido tú. Y eso también pasa factura. En este artículo se te conoce. Y se ve lo que creo que eres en realidad. Y me gusta por eso.

  • NCARMEN NO SOY MUY DUCHA EN EL ORDENADOR PERO ME LLEGO AL ALMA TU DOLOR POR LA PERDIDA DE FRAN.YO PERDI A MI HIJA MAYOR EN EL 80 EN DIEZ MINUTOS SE FUE LLENA DE VIDA SIN ACCIDENTE …UN DERRAMA CEREBRAL…Y SE ACABO …UNA PRECIOSIDAD RUBIA CON UNOS OJOS AZULES COMO EL CIELO DONDE ESTA……PIERDES UNA PARTE DE TU VIDA TAN TUYA QUE SE VA ……Y SIGUE ENTU CORAZON HASTA QUE DESAPAREZCAMOS…….PERO LA VIDE SIGUE Y LA LUCHA DE CADA DIA PARA QUE TU FAMILIA SEA FELIZ…..NO PUEDE UNO ESCONDERSE Y DESAPARECER ….LO IMPORTANTE ES UNIRSE A NUESTRO DESTINO Y A VECES HASTAA DESAFIANDO A NUESTRA SUERTE…UNAS VECESBUENAOTRAS NO TANTO……PERO LUCHAR…LUCHAR SIEMPRE PARA CONSEGUIR SONREIR Y TRASMITIR ALEGRIA Y AMOR…..SUERTE Y LAS LAGRIMAS QUE NO DERRAMASTE LAS GUARDO FRAN PARA QUE SIEMPRE SONRIAS.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.