En San Antonio

¡Hola a todos!

Esta semana fui a visitar la ermita y la verbena de San Antonio. Una fiesta típicamente madrileña que cuenta con numerosos adeptos pues la devoción al Santo es una de las mayores de la capital. La Ermita en sí es una maravilla,  todos conocemos o hemos visto al menos en fotos los maravillosos frescos que pintó Goya. A su lado, y con el fin de preservarla, se construyó una Ermita gemela en 1925 en la que se celebra el culto, pues la pintada por Goya ha quedado reservada a museo.

La tradición consiste en acudir a ver a San Antonio día 13 de junio, coincidiendo con la fecha en la que el Santo fue canonizado. Allí o bien se espera a por el “pan bendecido por el santo” que garantiza disponer de bienes materiales a lo largo del año o bien se sigue el llamado “ritual de los alfileres”. Este último consiste en depositar trece alfileres (que representan las arras de las bodas) en la pila bautismal. Una vez dentro las mujeres casaderas meten la mano y tantos alfileres pinchados en la palma de su mano saquen, serán los novios que tengan. A mí eso me dio miedo y no quise hacerlo… ¡no vaya a ser que ahora me salgan muchos novios y me compliquen la vida! Aunque en cambio sí sé de la utilidad de rezar al Santo cuando uno pierde una cosa. Si se le pide con fe siempre aparece lo perdido. Algunos le prometen dinero a cambio, pues según la tradición San Antonio es un poco “pesetero”, pero eso ya queda para cada uno.

A la salida de la ermita había un puesto con imágenes de San Antonio y aproveché para comprar algunas estampas. Quiero llevar una a mi nieta Eugenia que como os conté hace unas semanas, acaba de celebrar su primera comunión y estoy segura que le encantará, tanto tenerla como cuando le cuente la historia de los alfileres.

Después de visitar la Ermita  estuve paseando por recinto de lo que es propiamente la verbena. Este se sitúa en el llamado parque de la Bombilla. Son muchos los que acuden vestidos con los trajes típicos.  De estos hay que distinguir el de majo y el de chulapo . Aunque puedan parecer similares en realidad el de majo es anterior y era una forma de vestir popular usada por los españoles para diferenciarse de los afrancesados durante la invasión napoleónica. Con el paso del tiempo, de los trajes de majo se pasó a los de chulapo que son  los que han pervivido y los que estamos acostumbrados a ver en las verbenas madrileñas. De hecho me fotografié con dos chulapas encantadoras que lucían su traje con gran desparpajo.

En la verbena hay puestos en los que se pueden tomar los productos típicos de Madrid. La famosa casquería que tan pronto entusiasma a unos como horroriza a otros. Bien es cierto que como los tiempos han cambiado y han sido muchos los extranjeros devotos que ahora viven en España, me encontré con que en el mismo puesto en que vendían los famosos entresijos, también ofrecían caipirinhas. Bien está contentar a todos.

Mientras la tarde se dedica a los niños y son muchas las atracciones que allí hay para ellos, la noche queda para los mayores y se celebran tanto conciertos como bailes. Es enorme la cantidad de gente que acude a ellos y más cuando la temperatura acompaña como ha ocurrido este año.

Realmente ha sido una experiencia y me ha encantado poder vivir desde dentro una tradición tan nuestra.

Hasta pronto.

Carmen

  • Carmen tus post me encantan. Sigo todos los de Hola pero el tuyo es especial. Y lo es porque cuentas cosas diferentes y porque realmente la que ha vivido, la que tiene una historia realmente con glamour eres tú. Y aun con eso a tu espalda eres sencilla y hablas para todos, contando planes sencillos, sin pose de ninguna clase. Esto es algo que hace tanta falta en el mundo de hoy! Enhorabuena, de verdad, sigue asi

  • Me ha gustado mucho tu historia de hoy. Es algo tan nuestro lo de San Antonio y lo de rezarle cuando se nos pierde algo. A mí me encantaría que te diesen una sección en la revista Hola, como una que vi en otra revista y que se llamaba aquellos maravillosos años, para que nos cuentes fiestas en las que estuviste, gente que has conocido…sería barbaro. Pues la actualidad de ahora muchas veces es tan poca cosa que lo que apetece es eso, que alguien recuerde las cosas como eran antes, cuando no había peleas ni críticas, sino sólo lo bonito de la vida. Creo que sería un éxito. Hola, ahí os dejo la idea y hasta la periodista para hacerla!
    Gracias Carmen por siempre ser tan entretenida

  • La tradición en México es, poner ha San Antonio de cabeza y ponerle 13 monedas. Y también functiona!!!!!! Gracias Carmén, por mostrarnos lugares tradicionales de la Madre Patria!!!!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.