Renovando nuestro decorado

¡Hola a todos!

Estamos casi en verano y al igual que pensamos en que ya es hora del cambio de ropa, nunca nos planteamos la idea de hacer pequeñas modificaciones en la decoración de nuestras casas. No se trata de hacer un gran gasto, pero sí de darle otro aire, ya que al final, con el clima de España, el verano dura casi cuatro meses. Igual que cuando llega Navidad decoramos la casa, podemos hacerlo en la época veraniega.

Con esa idea en la cabeza, esta semana quería contaros mi visita a un estudio de diseño del que me habían hablado. Se trata del estudio de Tessa Fernández-Durán, que además de telas, diseña lámparas y sillas muy originales y distintas a lo que normalmente vemos. Tessa es una mujer emprendedora que se reinventa constantemente y eso es un gran ejemplo para muchas mujeres de determinada edad. Nuestra vida puede cambiar, pero hay que ir amoldándose. Quizás por eso, las cosas de Tessa resultan tan novedosas y tienen ese toque especial. Por otro lado, me interesaba ver el proceso creativo de un diseñador, desde que coge papel y lápiz para un primer boceto hasta que ve el resultado de su idea hecho realidad.

Su estudio llama la atención por lo ordenado que está y lo colorido que es. Siempre tenemos la idea de que los artistas son algo desordenados y tienen ese toque bohemio, pero en este caso es todo lo contrario. A la hora de crear, Tessa cuenta con  la ayuda de su hija Teresa Barcaizteguique, que estudia diseño y aporta la frescura de sus pocos años. Madre e hija sacan ideas de todo, de la calle, del campo, de una joya antigua…. El proceso, me cuentan, comienza con una idea plasmada en un papel y que luego hay que pasar a ordenador en donde poco a poco se le da color y se va matizando.

Para las pantallas de las lámparas buscan telas resistentes y de calidad. En cuanto a las sillas, me hablan de que existía un vacío en el mercado de sillas de comedor. No había sillas que fuesen lo suficientemente versátiles para poder ser usadas en un comedor, de apoyo en el salón o hasta en una cocina. Por otro lado, con las casas de ahora, todo tiene que ocupar poco espacio, tanto físico como visual, por lo que era fundamental que lo que hiciesen no abultase demasiado, pero cumpliera su papel.

Una vez visto cómo lo hacen, les cuento mi idea. Yo en verano, como muchas personas, cubro los muebles con sábanas blancas. Aún disponiendo de aire acondicionado, durante los meses de calor las ventanas permanecen mucho tiempo abiertas y al final es inevitable que el polvo y la contaminación manchen las tapicerías. Vivir así y encima con las persianas bajadas hace que parezca que uno vive en un campo de batalla, sin ganas de invitar a nadie, ni organizar nada. Este año se me ocurrió que podía seguir la misma pauta de cubrir todo, pero poniendo un par de lámparas de Tessa en colores alegres y unos cojines a tono. Me parece que el efecto de todo blanco con estos toques de tanto color puede resultar muy alegre y fresco. ¡Y dicho y hecho!

Hay que adaptarse a todas las épocas y me hace ilusión que cuando llegue julio y haga calor, pueda invitar a unos amigos a una cerveza en mi salón “de verano”.  Me enseñan varias cosas y me ayudan a elegir. Sus propuestas además son muy asequibles de precio, así que salgo encantada pensando en cómo va a quedar y en la cara de mi hija cuando dentro de poco venga y lo vea.

Lo que ya no sé es si luego me va a gustar tanto el efecto de mi “salón de verano” cuando tenga que cambiarlo en otoño…

Hasta pronto.

Carmen.

  • Hola:
    La verdad es que nunca se me habría ocurrido hacer unos cambios en mi comedor. o habitación con colores tan vivos. El estudio es muy original. Los colores también son bonitos. Mi comedor es estilo clásico y ponerle una lámpara con esos estampados…Claro se entiende que con sabanas blancas, destacan los adornos, pero con un comedor mas bien un poco oscuro no lo veo. Bueno pero es una buena idea . Hasta las proxima

  • Enhorabuena Carmen,
    Me ha encantado la idea. Te la voy a copiar pues yo tambien tapo todo en verano, pero luego pienso dejarlo pues aunque mi salon es clasico creo que un par de estas lamparas con por ejemplo las pantallas de dibujos geometricos puede quedar muy bien y le da un toque moderno y alegre. Que llevo media vida con las pantallas tipicas plisadas y lisas! Hay que dar otro aire, renovarse o morir no?? Me ha encantado la idea y tu post. Ya he buscado la web de la diseñadora
    Felicidades!

  • Me gusta mucho este post y creo que yo también voy a copiar la idea, pero permanente pues me parecen unas pantallas muy originales y nada vistas!
    gracias Carmen por contárnoslo

  • Que estudio tan ideal !!! Me encanta a idea de renovar y reinventarse.
    Las lamparas y esas telas son una monada, que buen gusto.
    Gracias por darnos no sólo la idea del salón de verano, sino
    de la dirección del estudio de Tessa.
    Saludos

  • He conocido a Tessa en la Feria de decoración Intergift, en la que estuve este fin de semana y me han encantado sus telas y sus diseños que se aplican tanto a cortinas como a mobiliario. Enhorabuena y sigue dándonos tan originales diseños.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.