En el regazo de Hondarribia

Durante un tiempo en mi infancia hubo la costumbre de viajar desde Bilbao a Biarritz para pasar el día. Una costumbre desgraciadamente perdida pero que siempre recordaré con cariño. Mi madre y yo nos escapábamos de vez en cuando al país vecino y nos reconfortaba estar juntas en un lugar diferente. En alguna de esas escapadas mi madre me enseñó Fuenterrabía. Años después regresé varias veces ya con mi propia

Continúa leyendo