Un pueblo en verso

  Colmenar del Arroyo a 55 km de Madrid es una pequeña villa donde la poesía se lee pero también se respira. Sinestesia pura entre pintura y cal. Fue el Rey Planeta quien le otorgó el título de Villa y desde entonces separó sus vínculos con Segovia. Sus pocos menos de dos mil habitantes disfrutan de una iniciativa muy peculiar. Luis Santos recuperó  la idea del poeta mexicano Armando Alanís

Continúa leyendo