Se quedaron de piedra

Como cada mañana, amanecemos antes que los primeros rayos de sol. Cojo mi café achocolatado y me subo al torreón de madera que hay en el camp para disfrutar desde lo alto del amanecer africano. No muy lejos se escucha cómo los guepardos nos dicen adiós. Encantada de haberos conocido y hasta pronto. Hoy nos espera un día peculiar que nos dejará de piedra. Vamos hacia Khorixas y cae alguna

Continúa leyendo