Santa Eulalia del Río, bandera de la paz

La otra Ibiza, aquella con la que sueñan el romanticismo y las familias con niños. La Ibiza de la calma, el sosiego y la sostenibilidad. La Ibiza de la paz se llama Santa Eulalia del Río.

Su litoral de 46 kilómetros es uno de los más bello de la isla Pitiusa, la de los pinos, cuenta con más de 20 playas y es un municipio lleno de historia y patrimonio cultural.

Santa Eulalia del Río es ejemplo de turismo sostenible y accesible, un empeño en el que llevan tiempo invirtiendo, conscientes de las cualidades únicas que tiene el municipio. Este compromiso con la naturaleza, la diversidad, convivencia, sostenibilidad y armonía, han convertido el destino en uno de los favoritos tanto para familias con niños que quieren disfrutar de magníficas playas y bellos paisajes como de aquellos otros que buscan la tranquilidad, el descanso y mucho relax.

Si estáis buscando un lugar así os comparto las certificaciones AENOR que garantizan estos compromisos con la accesibilidad y sostenibilidad de sus playas. Las playas de Santa Eulalia y Cala Longa han logrado el nivel de accesibilidad universal y las playas de Santa Eulalia, Playa de Es Riu, Cala Llonga, Es Canar y Es Figueral, cuentan con la certificación ambiental ISO 140001. Las banderas azules ondearán en las playas de Es Canar, Cala Llonga, Es Figueral y Cala Leña. La playa de Santa Eulalia es además la primera playa urbana declarada “playa sin humos”.

El deporte, las actividades acuáticas, las granjas ecológicas, sus parques infantiles, la cultura y la pureza de sus aguas y entorno han valido al municipio para ser conseguir también el sellofamily moments. A parte de varios hoteles ideales para familia, existen otros dedicados al agroturismo y ubicados en plena naturaleza, integrados en el medio ambiente y con decoración exquisita y sostenible.

No dejéis de pasear por su casco antiguo ni de subir a la colina Puig de Missa, donde se encuentra la primera Iglesia de Santa Eulalia alrededor de la cual comenzó todo tras la reconquista de la isla para el Reino de Aragón en el siglo XIII.

Quizá antes allá por la Edad del Bronce, aquellos primeros habitantes ya comprendieron las ventajas de vivir aquí. Luego fue deseada por fenicios, romanos y árabes. Un enclave privilegiado y protegido, la riqueza de sus salinas y parada obligada en las rutas comerciales, la convirtieron en punto estratégico del Mediterráneo.

Santa Eulalia ha sabido mantener aquella esencia que la hizo tan deseada.

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer