Conmemorando La Dolce Vita

Se cumplen 60 años de la gran película La Dolce Vita de Fellini. Considerada la mejor película del director italiano y una de las mejores de la historia del cine, hoy le rindo un pequeño homenaje recordando su escena más mítica. Anita Ekberg se baña en La Fontana di Trevi y seduce a Marcello Mastroianni para que la acompañe.

Roma es la ciudad de las fuentes, y así lo entendió Ottorino Respighi al dedicar una de sus obras sinfónicas más famosas a sus fuentes. Respighi imagina la Fontana di Trevi a primera hora de la tarde, cuando con trompetas y trombones, un triunfante rey Neptuno llega al mar rodeado de sirenas.

La Fontana di Trevi es la fuente más grande de la ciudad de Roma, y del Barroco italiano. En época romana fue un acueducto situado entre tres calles (de ahí el nombre Di Trevi), que terminaba con una sencilla fuente. La fuente romana fue sustituida en el siglo XVIII y solapada a la fachada del palacio de los Duques de Poli con la que ahora es una de las fuentes más bellas del mundo. Si vais a Roma fijaos en la ventana superior derecha de la fuente, es un trampantojo, una ventana ciega o falsa.

No intentéis bañaros en ella, solo hubo una Anita Ekberg, las multas son cuantiosas. Con las monedas que todos los turistas lanzamos en ella se subvenciona un comedor social de Roma.

Para terminar, os dejo con las palabras que Patricio Alvargonzález, cineasta, periodista y crítico de cine, nos deja en exclusiva sobre la escena de la película.

“Fellini sitúa la escena entre Anita Ekberg con Marcello en la Fontana di Trevi casi al comienzo de la película, como el momento más álgido en esta dulce vida de un periodista, que empezará a caer en picado entre exquisitas frivolidades. La mirada de Fellini es más pesimista y cruel hacia su personaje que la de algunos de sus sucesores cinematográficos. Sorrentino en “La grande belleza” es más cínico, no subestima la inteligencia de su personaje que, probablemente nunca se metería en una fuente por una cualquiera de Hollywood.

Aunque mi referencia favorita a la escena de la Fontana está en “Elsa y Fred”, donde Manuel Alexandre cumple el sueño de China Zorrilla llevándola al lugar de la mítica película.

“—¿Es verdad que de joven se parecía a Anita Ekberg?

—No… Era mucho más guapa.”

Dice uno de los diálogos de “Elsa y Fred”. Cuya escena es más romántica que la original, pese a que acaben perseguidos por los carabinieri. El film hispano-argentino tuvo una adaptación en USA con Christopher Plummer y Shirley MacLaine”

 

La Dolce Vita se estrenó en el Festival de Cine de Cannes en 1960 donde obtuvo la Palma de Oro. Unos meses después obtuvo el Óscar al mejor vestuario.

 

  • Wao, que buen post Carla, Yo pude ver la película de La Dolce Vita través de Megadede, algo muy similar a netflix y la verdad es que su trama y su ambientación es increible. Espero pronto conocer Italia e ir a esa fuente jeje sin duda un lugar muy emblematico. Yo podría ver esta pelicula varias veces.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer