Día de Navarra

Hoy es el Día de mi querida Navarra, felicidades a todos los navarros y amigos de Navarra, que como yo, se alegran de conmemorar el día de su Patrón, San Francisco Javier, fallecido un 3 de diciembre en 1552.

Hoy es una gran ocasión para recordar su historia y su ejemplo. Nació en 1506 en el Castillo de Javier propiedad de su madre, pues era hijo de nobles. Estudió su cátedra de Teología en la Sorbona de París y fue allí donde conoció a quien cambió definitivamente su vida. Ignacio de Loyola le animó a hacer con él sus Ejercicios Espirituales y 40 días después ya tenía claro que su papel en este mundo no era otro que evangelizar allende los mares.

Antes de su marcha a la India, fundó en París, junto a Ignacio de Loyola y otros cinco amigos, la Compañía de Jesús para llevar el Evangelio a Tierra Santa y lugares aún más lejanos. El grupo de jóvenes fue a visitar al Papa para recibir su bendición y 60 ducados con los que llegar a Tierra Santa. También le pidieron ser ordenados sacerdotes. A partir de entonces, viajaron humildemente y en las peores condiciones. El rey de Portugal Juan el Piadoso pidió al grupo que fueran a predicar a sus territorios de la India, donde llegaron casi un año después. Sobra decir que en todos estos viajes sufrieron lo indecible, enfermedades, atracos, piratas, escorbuto, infecciones, hambre y frío.

En mayo de 1542 llegó por fin a la isla de Goa y encontró una ciudad religiosamente perdida. Apenas había mujeres y las que allí vivían se compartían entre comerciantes, militares, funcionares o exploradores. Era la gran capital del imperio portugués de Oriente.

En algo menos de seis meses, predicando sobre todo con el ejemplo, cambió la forma de vida de aquella ciudad tan dorada como pecaminosa. Los niños se arremolinaban para escuchar sus enseñanzas, todos querían recibir sus consejos y confesarse con él. Dormía con los más enfermos, visitaba la cárcel, cuidaba a los leprosos. A su marcha ya funcionaban varias escuelas y catequesis. Fue enviado a Japón y China, pero tenía en Goa su seminario misionero, desde donde enviaba a los sacerdotes indígenas a evangelizar por todo Oriente.

Murió abatido por la fiebre, tal día como hoy a los 47 años en la isla de Shangchuan en el Cantón chino. Se encuentra enterrado en la Basílica del Buen Jesús en Goa. En su Santo Sepulcro hay tallada una gran inscripción en latín, que reza ¨Vox Inimica Fuga”, literalmente sería huye de la voz enemiga, es decir, huye de la tentación o del diablo…

Muchos milagros se le adjudicaron en vida, incluidas resurrecciones y curaciones de enfermedades terminales, su cuerpo permanece incorrupto.

Fue canonizado junto a San Ignacio de Loyola, Santa Teresa de Jesús, San Isidro Labrador y Felipe Neri el 12 de marzo de 1622, es Patrón de los Misioneros y Patrón de Navarra desde el mismo año de su muerte, ratificado dos años después y vuelta a ratificar por una Ley Foral en 1985. La celebración de su día sólo dejó de festejarse durante la II República.

Si queréis saber más sobre las aventuras por los mares del Sur de San Francisco Javier, os recomiendo un libro que se editó por Esfera de los Libros en 2006 para celebrar el aniversario de su nacimiento. Es una novela histórica de Pedro M. Lamet, jesuita, periodista, poeta, historiador y autor de casi un centenar de libros. “El Aventurero de Dios” narra las aventuras increíbles del Santo, también llamado el Gigante de las Misiones.

Feliz Día de Navarra

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer