‘Regañadientes’: el mexicano diferente

Con Abel Martellotti, chef de Regañadientes

No será a regañadientes como vaya la clientela a este nuevo ‘Mex’ de Madrid. A penas dos meses desde su apertura y ya es habitual que cuelguen el cartel “No hay Localidades”. El éxito no es el valor de lo nuevo, ni la curiosidad por lo recién llegado, el éxito de este pequeño establecimiento de la calle Almirante es la apuesta por el producto.

Regañadientes se encuentra en la calle Almirante 24

Cada mañana Abel Martellotti, chef de Regañadientes, selecciona lo mejor del mercado, para ofrecer una carta con platos creativos y género fresco. El chef argentino ha trabajado por medio mundo especialmente en EEUU, España y México y ahora une su experiencia gastronómica internacional con el mejor producto fresco español. Su ingenio le ha llevado a sintetizar tanto conocimiento en una variada, siempre fresca y muy original propuesta.

Madrid fue pionera dentro de las capitales europeas en abrir establecimientos mexicanos. De ahí que para los madrileños una nueva apertura “mex” debe ser realmente diferente, innovadora y creativa, pues todo lo demás ya no llama la atención. Premisas que a buen seguro tuvo en cuenta el famoso grupo mexicano Cervecería de Barrio cuando decidieron apostar por nuestra capital para abrir el primer restaurante del grupo hostelero en Europa.

El local representa una tasca moderna y elegante, sencilla y compleja a la vez. Una barra como protagonista en la que por las noches se pueden degustar tacos y tapas al ritmo del bolero y de la bien seleccionada música cubana que a partir de las cinco comienza a poner el cubano Roberto Frometa. En el apartado coctelería José Luis Fernández domina una amplia selección de los mejores tequilas, mezcales, piscos o los vermuts.

Una pequeña sala permite reuniones más tranquilas, y el salón principal es animado y luminoso. La música siempre tiene lugar, sin molestar, más bien todo lo contrario.  En cuanto a la carta destacan las entradas y la gran variedad de tacos. Os cuento lo que tuve ocasión de probar. Comencé con la tostada crujiente de atún rojo con aliño de cangrejo. Sabrosa, ligera y crujiente. El aguachile de vieras es un plato generoso, perfecto para compartir, fresco y estimulante al paladar. Muy buena la carrilera de vaca al mole, servida sobre sopes (tortilla de maíz) con puré de boniato y ensalada de col. A las carnitas de pato con salsa de ciruela y pepino, lo llaman PekinMex, pues se trata de un pato laqueado desmigado y al gusto mexicano.

Otro once sobre diez para el Taco Madrileño de calamares fritos (el rebozado top) con tinta de chipis.  Al punto me faltó probar el Chulapo-Mex» de entresijos y gallinejas crujientes con guacamole y pico de gallo, y la costilla de ternera, pero dicen que hay que dejar algo para la próxima vez, que, por cierto, será en breve.

Pastel de tres leches

Eso sí, el Pastel de tres leches tuvo su oportunidad y de ello me alegro.

Regañadientes, un nuevo restaurante en Madrid al que nadie irá protestando.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer