CoolRooms llega a Madrid

Madrid está de estreno. Y de estreno cool. Un precioso palacete que perteneció a un alto funcionario en el siglo XIX, ha sido remodelado por la empresa hostelera COOLROOMS para ofrecer al huésped un nuevo concepto de hotel de lujo. Un proyecto que tuve ocasión de visitar hace unos días, ya que Joseba Guijarro, chef ejecutivo del grupo, es buen amigo mío y me invitó a conocer su nueva aventura.

La rehabilitación del edificio es fruto de la rigurosa sensibilidad del estudio de arquitectura Antana, la fluidez estilística en el interiorismo del Proyecto Singular y la precisión poética en el luminario de María Covarrubias. Esta fusión complementaria tiene como resultado un alojamiento con alma, de autor, capaz de unir lo confortable con lo estimulante. Y que resulta realmente agradable y estético.

Entre todos han conseguido un hotel cosmopolita y palaciego. COOLROOMS Atocha dispone de una espectacular entrada vigilada por la figura del dios Hermés en alusión al éxito y triunfo de su antiguo propietario, un alto funcionario del Ministerio de Ultramar que al parecer construyó este palacio con el ánimo de entrar en la nobleza madrileña. Lo máximo que consiguió fue ser nombrado Caballero de la Orden de Carlos III, pero a cambio nos dejó este bello edificio.

El antiguo paso de carruajes es ahora el acceso principal. Varias cosas llamaron mi atención, primero sus habitaciones, alegremente desproporcionadas y con un tamaño único en Madrid. La más pequeña tiene 34 m2 y la Cool suite  del Artista 104m2.  Son las más amplias de la oferta hostelera de Madrid pero seguramente también las que más y mejor luz natural tengan. Dos de ellas son las llamadas Cool suites, la del Fotógrafo y la del Artista, seguramente se conviertan en las favoritas de los viajeros más hedonistas.

 

Ambas tienen su propia terraza con increíbles y sorprendentes vistas a la capital. Al asomarme aseguré que jamás hubiera imaginado que desde un edificio de la calle Atocha se pudiera tener una perspectiva tan amplia de la ciudad. Las terrazas están equipadas con tumbonas y jacuzzis para disfrutar en privado del famoso cielo de Madrid.

Fue Joseba Guijarro quien en persona me paseó por el edificio junto a Lydia Pérez responsable de comunicación del grupo. Joseba es un aclamado chef cántabro con estrella Michelín, y responsable de la oferta gastronómica de COOLROOMS Atocha. En el restaurante-terraza del hotel ofrece la perfecta cocina de la abuela en versión contemporánea. Materias primas de calidad y de temporada tratadas con la mano maestra de Joseba.

 

En el bar de pinchos “El34” traslada el concepto ganador de su famoso restaurante Casa Lita de Santander, al que aprovecho para animaros a ir si visitáis la capital cántabra. En la coctelería Premium del Lounge Bar, podremos disfrutar de las tardes-noches madrileñas.

Además, COOLROOMS Atocha propone gran variedad de experiencias inolvidables para sus huéspedes, como recorridos en Harley Davidson por la Comunidad de Madrid, cursos de fotografía en sus lugares más fotogénicos, sesiones de yoga y ​mindfulness en el jardín del hotel, programas VIP en Arco, el Madrid Open de tenis o la Mercedes Benz Fashion Week.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer