Maleta perfecta para viajes de trabajo

Con frecuencia me escribís para preguntar por el tipo de ropa para llevar a uno u otro viaje. Y es que, efectivamente no es tarea sencilla, peor aún cuando no queremos facturar maleta y para colmo el viaje es de trabajo. Así que hoy os voy a descubrir una web de ropa tan variada que me va a servir de ejemplo perfecto para intentar sintetizar este tema.  Se trata de Plaza Capital – Showroom en Madrid, además de ropa tienen accesorios y complementos, pero nos vamos a centrar en la ropa.

Lo primero que hay que tener en cuenta es lo que llevaremos durante el propio viaje. Os recomiendo ropa cómoda, blusones anchos, sin botones ni lazos que nos puedan molestar si queremos echar una cabezada. Llevad siempre a mano una chaqueta y un foulard, a veces el aire acondicionado de trenes, aviones o autobuses es muy potente. Si el viaje es muy largo siempre llevo leggins, en caso contrario, suelo recurrir al pantalón vaquero.

 

El famoso petit robe noire suele ser muy práctico si se tercia un evento improvisado al que tengamos que acudir arregladas. Elegid tejidos que no se arruguen con facilidad y diseños simples para que quepan sin complicación en la maleta.

 

 

En los viajes de trabajo me decanto por prendas elegantes pero sencillas que puedan combinar fácilmente con los mismos zapatos, ya que el calzado ocupa mucho espacio. Los salones negros o los zapatos abotinados negros, son imbatibles, diferentes opciones según os guste el tacón o no.

Las chaquetas también son buena elección, permiten cambiar la blusa o el top, consiguiendo estilismos completamente diferentes, por o que nos servirán durante el día y también para acudir perfecta a una cena de trabajo.

Este otoño-invierno se llevarán mucho los caftanes y kimonos que son una buena alternativa a las chaquetas y aportan exotismo. Son muy versátiles por lo que también son buenas opciones para llevar de viaje y poder utilizar tanto para looks más casual como elegantes si tenemos que acudir a un evento o reunión que nos exija ir arreglados.

 

Si es un viaje en el que podemos combinar el trabajo con el placer, meted ropa cómoda pero atractiva. Quizá organicen excursiones o almuerzos en algún lugar de interés turístico. Los jerseys suelen ser una opción muy recurrente, de tejidos más finos y ligeros para lugares cálidos o en lana para el frío. Elegid aquellos que mejor combinen con el resto de faldas o pantalones que vayáis a llevar. Es fundamental que en una maleta pequeña prácticamente todo conjunte entre sí.

 

Si en el viaje está previsto un evento, recomiendo vestidos que se planchen fácilmente o apenas se arruguen. También aquellos que menos espacio ocupan en la maleta. Pero me gustan alegres y vistosos. Un truco para que un vestido se arrugue en la maleta lo menos posible es no doblarlo, sino hacer con él un rollo, de tal manera que apenas haya pliegues en el tejido.

 

Las blusas son otro básico en cualquier fondo de armario, y también muy necesarias en viajes de trabajo. Aportan elegancia y sofisticación, y lo más importante, son perfectas para cuando debemos ir arreglados desde la mañana hasta la noche.

 

Una advertencia: Algunas compañías Low Cost no permiten en cabina los porta trajes, tened mucho cuidado con esto que puede convertirse en una gran faena.

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer