La tragedia del Sirio y los héroes de Cabo de Palos

El 4 de agosto de 1906, seis años antes del hundimiento del Titanic, una tragedia similar ocurría en las Costas de Cabo de Palos. El Sirio había zarpado rumbo a Buenos Aires con 1300 pasajeros. No eran tan ricos ni famosos como los pasajeros de primera del Titanic es más, muchos de ellos eran inmigrantes ilegales, pero la historia de este naufragio no debe olvidarse.

Aquella tarde de agosto el tiempo era favorable y el mar estaba en calma. Pero por razones que se desconocen el trasatlántico se acercó a la costa más de la cuenta. La roca del Vapor, la tumba escondida cambió para siempre el rumbo del Sirio cuando su proa topó con ella. El gran barco comenzó a hundirse por la popa y el farero de Cabo de Palos recibió el mayday. Acción-reacción, su alarma llegó a los pescadores del pueblo y liderados por Vicente Buiges pusieron sus fuerzas y embarcaciones al servicio del rescate.

A más de 2 millas del cabo, junto a las islas Hormigas, 1300 personas se ahogaban en las tranquilas aguas del Mediterráneo. El capitán Piconni salvó su vida abandonando el primero la nave en uno de los pocos barcos salvavidas que había a bordo. Un siglo después el capitán Schettino hacía lo mismo cuando encalló el Costa Concordia en la isla de Giglio.

Barco de vela latina como los que acudieron al rescate

Pesqueros, barcos de vela latina, laúdes, y hasta las más pequeñas embarcaciones de remos, acudieron al rescate de aquellos náufragos que apenas sabían nadar y gritaban sumidas en el pánico y el desconcierto, según contaron los primeros salvadores. El rescate del Sirio fue la mayor operación de salvamento civil de la historia de nuestros mares.

Todo el pueblo, incluido mi bisabuelo Joaquín Payá, se volcó después con los supervivientes, ofreciendo sus casas, comida, mantas y dinero. En la Playa de Levante los niños marcaban con cañas y pañuelos blancos el lugar donde la marea iba depositando los cientos de cadáveres.

Hoy una placa en el faro recuerda a estos héroes del mar, mientras El Sirio es atracción turística para las escuelas de buceo de la zona.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer