Moliendo mareas en el Ecoparque de Trasmiera

Los molinos, esos artefactos casi mágicos que utilizan la fuerza del viento o del agua para moler. Forman parte del paisaje, la historia y la literatura de nuestro país.

Hoy veremos cómo funciona un “molino de marea” .  Muy típicos en zonas de marisma y en las costas del norte de España, donde las mareas suben y bajan drásticamente y cuatro veces al día. Marco será nuestro guía y anfitrión.

Uno de estos molinos se encuentra en el concejo de Arnuero, es el Molino de Santa Olalla en el Ecoparque de Trasmiera, uno de los mejor conservados y restaurados. Un museo al aire libre ubicado en la Cantabria Oriental y premiado como Destino Turístico Excelente Europeo.

Podremos reencontrarnos con la naturaleza, observar aves protegidas de marisma, pasear entre aguas e incluso caminar sobre ellas.

El molino de Santa Olalla es del siglo XVIII, se ha recuperado para que no olvidemos la importancia social y económica que tuvo en una época, cuando fue recurso natural de estas tierras. Se utilizaba para moler maíz y gracias a la restauración puede verse y entenderse todo el procedimiento.

 

 

La visita al museo Molino de Santa Olalla comienza con un paseo entre marismas, donde el cielo se une con la tierra y su reflejo desorienta.

La belleza y la paz del entorno es capaz de dejarnos sin aliento, caminas mirando a todos lados, o sin mirar a ninguna parte. Simplemente disfrutando, respirando hondo.

 

Continuamos con la explicación de Marco sobre la importancia económica y social que en estas tierras tuvieron los molinos de marea.  Gracias a ellos se molía el maiz que luego servía tanto para alimentar al ganado como a los habitantes de la zona.

Una trampilla facilita el paso del agua que comienza a mover las ruedas, la zona acristalada permite que veamos y comprendamos mejor su funcionamiento.

 

 

Los molinos de marea son sello de identidad de estas tierras cántabras dominadas por el agua. El Ecoparque de Trasmiera se encuentra en una zona natural de incalculable valor ecológico. Las Marismas de Santoña y Joyel, las preciosas playas de Isla, Las rías de Quejo y Castellano, el Monte Cincho y los acantilados que perfilan la costa más oriental de Cantabria. Hay zonas especiales para el avistamiento de aves y se pueden alquilar bicicletas y disfrutar de la mejor gastronomía montañesa en el precioso casco antiguo de Isla.

 

Arquitectura, naturaleza, historia, y gastronomía siempre de la mano en Cantabria Infinita

El Ecoparque de Trasmiera cierra los lunes y para visitarlo hay que pedir cita. Os dirán cuál es la mejor hora, ya que los molinos de marea dependen precisamente de las mareas. En cualquier caso el paseo por la marisma también merece la pena.

¿Conocíais la existencia de estos curiosos molinos?

Responder a Reyes Marquez Selma Cancelar la respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer