Diez lugares pintorescos del mundo

 

El otro día durante el transcurso de una cena, me preguntaban por aquellos lugares que he visitado y que me resultaron más pintorescos. Entiendo por pintoresco todo aquello que por su belleza o singularidad debe guardar un lugar primordial en la memoria.

Hoy os traigo algunos de esos lugares que me impactaron por uno u otro motivo a lo largo de los cuatro continentes que he visitado.

 

La Kasbah de Los Ouyadas, en Rabat.  Kasbah es un recinto amurallado o fortificado. Los Ouyadas fueron una poderosa tribu árabe, tan poderosa llegó a ser que Moulay Abderramán los dispersó en el siglo XIX. A Rabat llegaron desde Fez y se instalaron en la vieja Kasbah almohade. La Kasbah de los Oudayas es un pintoresco barrio en la desembocadura del río Regreg, declarado Patrimonio de la Humanidad en 2012. Calles y casas encaladas y decoradas en añil hacen del paseo un momento delicioso. Es uno de mis rincones favoritos de Rabat.

 

Marsaxlokk, el pueblo de los pescadores. Significa el puerto del sureste (Marsa-Xlokk) en Malta. “Xlokk” es el nombre del viento que llega por el sureste desde África, nosotros lo llamamos Siroco. Marsa significa puerto. Fueron los fenicios los primeros en asentarse en el siglo IX a.C. y quienes hicieron populares los barcos pesqueros Luzzu que hoy son emblema del archipiélago. Si bien en su origen eran de vela, aún mantienen los vistosos colores y el ojo de Osiris en la proa para dar suerte al pescador y alejar malos espíritus. Con estas embarcaciones pescan el lampuki, nosotros lo conocemos como dorado o llampuga, es el pez más típico de Marsaxlokk. La Iglesia barroca de Nuestra Señora de Pompeya, de finales del XIX y las cabinas de teléfono inglesas ponen el toque europeo a un pueblo que vive su día más importante cada domingo con el mercado de pescado.

 

Castelo do Vide. El alto Alentejo colecciona lugares con magia y un encanto especial; Estremoz, Marvao, Elvas y Castelo do Vide. Dominado por el castillo medieval que construyera en el siglo XIII el rey Dinis y la fortaleza de San Roque, es un pequeño pueblo de calles empinadas que suben hasta el castillo cruzando el barrio gótico y la judería, cuya Sinagoga, la más antigua de Portugal (siglo XIV), es ahora un museo. Antiguamente sus habitantes vivían dentro de la fortaleza. Se conservan las puertas góticas y manuelinas, que decoran con vistosas flores. Estrechas e irregulares callejuelas invitan a pasear y a descubrir nuevos rincones.

 

Agaete. Al noroeste de Gran Canaria es uno de mis pueblos favoritos de la isla. Contraste de paisajes, luces y colores. Aquí se encontraba el monumento natural llamado Dedo de Dios, una formación rocosa que sobresalía del mar apuntando al cielo. En 2005 la tormenta tropical Delta se lo llevó por delante, pero aún permanece en la memoria de muchos. No le desmerecen los acantilados que lo rodean ni las vistas del Teide en los días claros. Su espíritu pesquero se respira por todos lados, pero lo mejor es saborearlo en La Cofradía de Pescadores.

Isla de Panyee. Bahía de Phang Nga, Tailandia. Sus primeros habitantes fueron nómadas llegados hace más de 200 años procedentes de Malasia. En realidad, se trata de un islote con un gran peñón, pero sin apenas tierra donde construir. Pero aquellos primeros pescadores construyeron sus casas de madera sobre el agua y una gran mezquita. A parte de la peculiaridad de las construcciones, llama la atención el campo de fútbol flotante, construido en los años 80 por los niños de Panyi para poder jugar al fútbol.

 

Puerto Viejo. La esencia del Caribe en Costa Rica. Color y más color, playas de ensueño y esa vidilla caribeña tan particular. Desde Puerto Viejo de Talamanca hasta Manzanillo, en la frontera con Panamá, todo son magníficas playas para practicar surf, relajarse o pasear. Rodeado de selva y manglares podremos escuchar el grito de los saraguatos aulladores cada amanecer y recorrer la zona en bicicleta.

Melilla. Quienes me conocen saben de mi pasión por Melilla. Una ciudad que me fascinó desde el primer momento y a la que procuro volver al menos una vez al año. Mucho he escrito sobre ella en este mismo blog hace unas semanas. Viajar a Melilla es viajar en el tiempo y a través de la historia, desde el siglo XVI hasta el Modernismo de principios del siglo XX. Su gastronomía es fabulosa, principalmente estupendos mariscos, pescados, moluscos y un tapeo inolvidable.

Hydra, en las islas Sarónicas del Mar Egeo. Montañosa y bohemia. Los coches no están permitidos y para desplazarse hay que ir andando como San Fernando, en burro o en los barcos taxi. La ciudad principal, Puerto Hydra, esta muy cuidada y repleta de restaurantes y pequeñas tiendas. Los grandes armadores y aristócratas construyeron allí elegantes residencias. Lo ideal es perderse entre sus calles sin rumbo fijo y descubrir los rincones y detalles que esconde.

Parque Ritsurin de Takamatsu. En la enigmática y fascinante isla de Shikoku existe un jardín esencia del espíritu nipón, transcurre entre puentes, lagunas, piedras, pinos japoneses, arces y cerezos al más puro estilo daimyo de principios del periodo Edo (1625). En primavera los cerezos pintarán todo de blanco, yo estuve en pleno otoño, cuando los arces se vuelve rojo fuego. Los novios aprovechan la belleza de este lugar para inmortalizar su matrimonio. Hay una casa de te para disfrutar del riutal. En el parque Ritsurin merece la pena perder la noción del tiempo.

Cheter. Una de las ciudades amuralladas mejor conservadas de Inglaterra. Fundada por los romanos en el año  78, de aquella época conserva un anfiteatro y un jardín. Fue una ciudad muy importante por su río Dee, todo el comercio de la zona dependía de Chester. Además, al ser frontera con Gales, también tuvo durante siglos una gran importancia militar. Cuna de Lewis Caroll, pasear por el centro histórico es adentrarse en ese peculiar estilo arquitectónico de casas entramadas victorianas. El reloj de la puerta Eastgate es el segundo más fotografiado del Reino Unido, después del Big Ben.

 

Me encantaría saber cuál os ha gustado más, si conocéis alguno de ellos y por supuesto que nos habléis de otros lugares que por algún motivo os hayan impactado.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer