Las Bardenas Reales… o ¿irreales?

fullsizerender

No estamos en Arizona, tampoco en el Cañón del Bryce ni el Valle de la Muerte de Atacama. Mucho más cerca nos esperan las Bardenas Reales. Al sur de Navarra, en su frontera con Zaragoza, y en el mismo centro de la Depresión del Valle del Ebro, hay casi 42.000 hectáreas de paraje semidesértico, casi fantasmagórico. Uno de los pocos desiertos de Europa y desde luego el más impactante.

    img-9381

ff

  Según los yacimientos arqueológicos encontrados, ya hubo algunos asentamientos durante las Edades de Bronce y Hierro. Asentamientos que, sin embargo, parece que no se prolongaron en el tiempo. Viendo el tipo de terreno, no resulta imaginar que la vida aquí no sería sencilla. La tomaron los romanos, los bárbaros y los árabes como zona fronteriza hacia el norte. Durante la Reconquista y ya formado el Reino de Navarra, sus primeros reyes, Iñigo Arista y García Iñiguez pidieron ayuda a los montañeses del Valle del Roncal y Salazar. Y en agradecimiento comenzaron los privilegios sobre las Bardenas Reales, derechos que fueron otorgándose poco a poco a más territorios cercanos. Finalmente, el Rey Felipe V concedió las cesiones a perpetuo y sin obligaciones de pagos ni rentas a la corona.

img-9358

img-9380

Pero ha sido la climatología la culpable del paisaje erosionado, rocoso y desértico con el que nos sorprende las Bardenas. Las lluvias son escasas, pero cuando llegan suelen ser de forma torrencial. Lo que provoca grandes surcos en las secas tierras arcillosas y erosiones en las solitarias formaciones más elevadas. También el Cierzo ha dejado su huella, firma y sello en cada roca.

img-9367

img-9369

Reserva de la Biosfera por la UNESCO, son las Bardenas es un capricho más de la naturaleza. Su riqueza y biodiversidad es estudiada por científicos de todo el mundo. Hábitat de aves y rapaces pero también escondite para quien no quisiera ser encontrado. Cuentos y leyendas rondas entre surcos y senderos, siendo Salchicorrota el más famoso de los bandoleros. Dicen que robaba a los ricos para repartirlo entre los pobres y conseguía escapar de los guardias calzando al revés las herraduras de su caballo.

img-9365

img-9362

Lugar insólito, inhóspito, quizá hostil, pero de una belleza misteriosa que te captura, fascina, engancha y emociona. Planos y altiplanos, cerros y barrancos, surcos, cañones, pliegues cual piel envejecida y las más inverosímiles formaciones geológicas.

img-9371

img-9359

Erosión y exorreísmo, la vida y la muerte a través de la arcilla.

img-9370

Es el Cabezo de Castildeterra símbolo de las Bardenas Reales. Monumento natural y chimenea de las hadas. Una pequeña Capadocia es esta columna arcillosa, cuya placa de piedra a modo de chistera, amenaza con caer en cualquier momento. Será entonces cuando añorando su silueta, recordemos el poder de la madre naturaleza, el devenir de los siglos, de cómo quizá, cualquier tiempo pasado fue mejor.

img-9382

img-9383

La entrada al Parque más sencilla es por Arguedas, imprescindible en 4×4. Hay mapas con todas las indicaciones necesarias, aunque lo ideal es ir con un guía que nos descubra los secretos que encierra este paraje lunar y que como a nosotros, os lleve por rutas de senderismo difíciles de encontrar. En cualquier caso, no debemos nunca salir de los senderos marcados, además de estar prohibido, puede resultar peligroso. Este es el estado del coche que nos encotramos durante nuestro paseo, mientras los propietarios esperaban nerviosos a ser rescatados.

img-9363

Os dejo con un poema de Antonio Loperenea sobre sus queridas Bardenas.

Paisajes desiertos, sin hartura
de lluvia escasa y corrediza,
que golpeando el suelo se desliza,
robándote el limo y otras tierras,
va dejando el padre Ebro con mesura.

Tierra hosca donde el pastor callado,
contó las horas, los días y los años,
envuelto en sones de esquilas y balidos,
añorando penoso los picos azulados,
de su altivo Pirineo abandonado.

Cortados abismos, empinadas laderas,
Bardena hostil que muerde tus abarcas,
con simas que te acechan traicioneras
y tus chozas frías de humedad, botijo
de agua salitrosa que se remansó en tus charcas.

Guarida de furtivos y alimañas
cual oasis invertido y desolado.
Convulsión geológica de la Natura,
reflejo del Cañón del Colorado,
sañudo cierzo cinceló tu piedra dura.

Monocromo paisaje sin largueza,
tierra esquilmada donde el mísero labriego
enterró su fe en surcos de pobreza.
Con premura al joven le hiciste viejo
en tu tierra avara de prestar cosecha.

Marcha lenta, chirridos de carros y galeras
escuálida reata, nube de polvo, camino escabroso.
El bardenero curtido trae su mies a las eras,
sediento canta jotas para ahuyentar sus penas
de la parca cosecha, poco grano y mucho abrojo.

img-9357

img-9726

    • Hola Clinica de Estetica, Los monegros son continuación de Las BArdenas. Esto es sur de Navarra, y el desierto de los Monegros es hacia Zaragoza y Huesca. El paisaje puede ser similar en algunas zonas de las Bardenas, pero los Monegros es quizá más llano con rocas erosionadas, pero más desperdigadas. También es muy bonito. Pero personalmente me parece más espectacular y variada las Bardenas Reales

  • Me encantan tus blogs de viajes, siempre nos descubres lugares con un encanto especial, buenas recomendaciones para dormir y comer (y comer!), todo con un lenguaje dulce, que rueda solo, bien escrito y bien sonado. Lo dicho, me encanta!

    • Muchsímas Gracias Ana, por tus palabras, es una alegria enorme que te guste lo que cuento. El esfuerzo así merece la pena! mil gracias!

  • Carla,me encanta la descripción que haces de las Bardenas y las fotos estupendas. Resulta que conoces Navarra mejor que muchos navarros.

    • Hola Esperanza, muchas gracias por tu comentario. Navarra me encanta! y tiene lugares tan sorprendentes como las Bardenas.

  • Hola soy de Arguedas y debo reconocer q has hecho una descripción buenísima y muy acertada. Solamente añadir q saliendo de la Bardena te encuentras con el Ebro y una gran y variada huerta de verduras . Al fondo el Moncayo q nos refresca la mirada a los Bardeneros. Yo siempre digo q la Bardena te limpia el alma y q es preciosa las noches de verano con sus estrellas.

    • Así es Belén, Es lo mágico de Navarra, su variedad y contrastes son los que te hace sentir vivo y en un lugar tan especial.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer