Platos fuertes de la gastronomía Suiza

img-8856

img-8844

En el post anterior os hablaba de Ginebra, pero no quiero pasar por alto la gastronomía del país.

img-8840

Suiza se divide en cuatro cantones muy diferentes entres sí. Ninguno de ellos adoptó tampoco las culturas gastronómicas de sus vecinos próximos, Francia, Italia o Alemania. Según la Enciclopedia Culinaria, la cocina típica Suiza no existe, sino la cocina particular de cada cantón. Sin embargo, todos mantienen en común el queso y el chocolate.

img-8880

El aire puro de los prados alpinos favorece la crianza de ganado sano y ganaderos ilusionados y muy trabajadores. Así puede ser fácil conseguir una de las mejores leches del mundo.

img-8860

img-8862

El emmental es probablemente el queso suizo más famoso. Se elabora con leche sin pasteurizar. La fondue es uno de los platos más típicos pero cada cantón tiene su propia receta, así como la selección de los quesos a utilizar.

La raclette proviene del Cantón de Valais, el cantón del Valle del Alto Ródano. Originariamente fue comida de campesinos y vaqueros de las montañas. Como suele suceder a lo largo de la historia de la gastronomía, muchas recetas se descubrieron por azar. Y así fue también con la raclette. Al parecer un gran queso se encontraba demasiado próximo al fuego y comenzó a derretirse. Los vaqueros alpinos pudieron comprobar entonces que su sabor era mucho más especial y delicioso que en su estado sólido. Nacía la raclette.

img-8837

Mi plato favorito,  la raclette, el placer fundido

Las patatas hervidas con su propia piel y los pepinillos fueron los acompañantes originarios de las primeras raclettes. Hoy en día la acompañan hasta de pescados, pero yo prefiero el modo tradicional, y con “viande seché de Grison”, algo muy similar a nuestra cecina de León.

img-8875

Para derretir el queso se utilizan unos hornillos especiales que derriten poco a poco la raclette. En Crans Montana hay un restaurante fabuloso de cocina alpina, Le Dent Blanche, donde preparan la raclette directamente en una chimenea de leña. El sabor es muy especial, quizá lo más similar a aquellas primeras raclettes.

img-8857

img-8839

Suiza es también el país de la patata, con la que se elaboran infinidad de recetas. El Rösti, patatas ralladas, es otro de los platos más conocidos de la gastronomía alpina. Con cebolla, con Appenzel, con dados de tocino, o con queso Gruyère son quizá los röstis más demandados.

El Cantón de los Grisones es conocido por sus salmónidos y pescados de lago y río. Y para que una receta suiza sea perfecta, nada como acompañarla con un buen vino Fendant du Valais.

Post aparte merece el chocolate. Hoy nos quedamos con el aroma del queso mientras se funde al calor de la chimenea.

    • Muchas gracias a Susana. Acabo de publicar un post muy interesante, con historias de espionaje y solidaridad. Espero que también te guste, y si aún no te has suscrito al Blog, me encantaría que lo hicieras para recibir puntualmente cada nueva entrada. Un abrazo y feliz día! Carla

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer