Embassy. La embajada del refugiado cierra sus puertas

Ironías de la historia. En estos tiempos que desgraciadamente tanto se habla de refugiados, echa la reja Embassy, la que fuera embajada de refugiados durante la II Guerra Mundial.

img-8909

Hoy os traigo su historia a modo de homenaje en el adiós al salón de té más elegante de Madrid (sus otros locales continuarán abiertos). Una historia de innovación y calidad, pero también de romanticismo, espionaje, servicios secretos y mucha humanidad.

img-8910

En 1928 una irlandesa llega a Madrid para trabajar en la fábrica de General Motors. Rica, culta y muy viajada pronto se da cuenta de las carencias de la ciudad. Entre otras, la necesidad de un lugar donde las damas pudieran acudir a tomar el té con pastas al más puro estilo inglés. En Madrid las meriendas nada tenían que ver con la sofisticación a la que ella estaba acostumbrada, las mujeres eran serias y encorsetadas pero tampoco disponían de lugares para encontrarse y charlar. Margaret Kearney-Taylor convenció a unos amigos para abrir con ella Embassy (el nombre escogido por ella misma era el de su exclusivo Club en Londres).

Y así sucedió el 5 de diciembre de 1931.

img-8908

A partir de entonces y gracias a la exquisitez y exigencia de Margaret, Embassy se convirtió en icono culinario de nuestra capital. Recetas de todo el mundo y un impecable servicio convirtió al salón de té en un referente entre la aristocracia y la alta sociedad. Un clásico que ha conservado su esencia de calidad y glamour hasta el final.

img-8907

Fue durante la II Guerra Mundial cuando Embassy se convierte en cuartel general de espionaje pero también en refugio para miles de personas. Margaret en colaboración con el Servicio Secreto Británico y con la ayuda del doctor Eduardo Martínez Alonso, ofrecía en el sótano de su elegante salón, refugio, comida, certificados médicos falsos e incluso documentación para que los refugiados, judíos en su mayoría que huían de la Alemania Nazi, pudieran continuar su fuga hasta Portugal o Argentina. Durante 5 años las evacuaciones clandestinas de polacos, húngaros, checos, militares aliados y judíos convivían a pocos metros del lujo y el glamour del exclusivo salón de té.

Según los datos de la Cruz Roja más de 30.000 personas consiguieron salvar su vida gracias a Embassy, al servicio británico, al Dr Martínez Alonso y a Dña Margaret Kearney-Taylor.

img-8914

Embassy fue ejemplo de calidad, de calidad humana ante todo. Te echaremos de menos y en tu honor he querido interpretarme con un guiño al estilo de aquella época, con ropa y complementos vintage de la tienda Boro Maré, Luchana 34.

img-8913

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer