Hurtigruten, el crucero más bello del mundo: día 1

A punto de embarcar en el MS Finnmarken

A punto de embarcar en el MS Finnmarken

La semana pasada tuve la suerte de embarcarme en el MS Finnmarken, uno de los barcos correo de Hurtigruten, el Expreso del Litoral. El motivo del viaje era grabar una serie de videos utilizando los productos de Carla Bulgaria Roses Beauty para comprobar su poder y eficacia en el frío polar.

Junto a un equipo estupendo nos embarcamos en lo que llaman el crucero más bello del mundo.

Durante todo el año, estos barcos correo recorren los fiordos noruegos desde Bergen hasta Kirkenes y vuelta. Día tras día para poner en contacto pueblos y ciudades que hasta la llegada de Hurtigruten permanecían prácticamente aislados.

Hurtigruten día 1

Desde principios del siglo XX, Hurtigruten también lleva pasajeros a bordo. Unos para poder visitar a sus familias, otros, llegados de todas las partes del mundo, para contemplar la belleza de los fiordos y un paisaje realmente único que cambia en cada estación del año. En esta época del otoño de oro, las auroras boreales pueden hacer su mágica aparición en cualquier momento.

Así que bien abrigados, con mucha ilusión y ganas de poner voz a los videos, comenzamos nuestra subida por la costa noruega desde la ciudad de Trondheim hasta Kirkenes, la frontera con Rusia.

Los videos los iremos colgando en nuestro canal de Youtube, pero mientras iré contando día tras día las experiencias vividas durante todo el trayecto en diferentes posts de Viaja con Carla. A modo de un cuaderno de bitácora, hoy empezamos por el día primero.

Volamos desde Amsterdam a Trondheim. La tercera ciudad más importante de Noruega donde hicimos noche en el hotel Clarion. Antes de embarcar tuvimos tiempo para pasear por la ciudad acompañados por la simpática Rebecca de Visit Trondheim. Admirar su impresionante  Catedral de Nidaros, de estilo gótico y Monumento Nacional de Noruega.

Catedral luterana de Nidaros

Preciosos también sus canales, parques, puentes y callejuelas. Una curiosidad, en esta ciudad se encuentra el único ascensor del mundo para ¡¡bicicletas!!

Trondheim

El primer día fue todo de navegación rumbo a Rorvik. Un precioso día que aprovechamos para comenzar con nuestros videos pero también para fotografiar sin descanso desde una borda a la otra del barco. Si en verano puede admirarse el “sol de media noche”, en otoño las horas de luz son un atardecer permanente.

Atardecer permanente en el Otoño de Oro

Atardecer permanente en el Otoño de Oro

De esta primera jornada a bordo me quedo con la ansiedad del primer día, esa sensación de querer descubrirlo y verlo todo, pero también con la belleza de esos diminutos  faros noruegos que pudimos ver desde la popa del barco y que nos iban sorprendiendo cada poco, ya que los barcos de Hurtigruten se adentran en los fiordos y rodean las miles de islitas que componen el litoral.

Impresionante comprobar como el mar y el cielo cambian de color con apenas unos minutos de diferencia. Del oro al plata, pasando por los verdes, azules y rojizos… Mientras de pronto, a lo lejos, aparece una cascada que baja al mar desde más de 1.000 metros de altitud.

También guardo entre mis recuerdos aquella primera luna, casi llena, que sin embargo nos guardaba la mejor de las sorpresas en su lleno total… Pero eso será mañana…

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer