Gastronomía noruega en Hurtigruten

© T I Bergsmo, -7617 (2)

La gastronomía Noruega es bien conocida por la calidad de sus materias primas y formas de cocción, marinados y salsas. Sus alimentos conservan todo el sabor y aroma natural.

Pudimos comprobarlo durante los días de crucero a bordo del MS Finnmarken de Hurtigruten. Mientras continuamos avanzando rumbo al norte, haremos un pequeño repaso a la cocina más típica Noruega.

La noche previa a nuestro embarque llegamos a la ciudad de Trondheim y nos alojamos en el hotel Clarion. Aquel primer desayuno en el hotel, con vistas al puerto y expectante ante la inminente llegada de nuestro barco, comprobé que los desayunos noruegos son bien potentes pero también deliciosos.

IMG_1292

El salmón es una de sus especialidades, y en esta ocasión lo probé fresco. Estaba perfectamente cocinado, un punto crudo como a mí me gusta, tierno y suave. Lo acompañé con una salsa holandesa, patatas, tomates cherry y un poco de revuelto. El zumo verde con pepino y jengibre fue todo un descubrimiento.

El salmón se pesca entre los meses de junio y agosto, cuando vuelven a desovar a sus ríos de origen. Nadan contra corriente y están musculados. Al salmón que remonta el río lo llaman “Salm”. No es fácil de pescar y además, hay unas normativas muy estrictas para regular su captura.

De todas formas, casi todos los salmones noruegos de hoy en día proceden de piscifactorías. Suelen cocinarlos con mantequilla derretida y a veces con un poco de vinagre. También es frecuente la salsa llamada romme y con ensalada agridulce de pepinos. Son muy famosos sus ahumados y marinados.

Ya en embarcados comprobamos que los días sucesivos comeríamos también de maravilla. El chef del MS Finnmarken, Niklas se ocuparía de ello.

Niklas

Probé la vieira ártica. Muy parecida a las nuestras, eso sí, un poco más grande. La originalidad del plato es que estaba acompañado de pequeños trozos de bacon y la mezcla mar y montaña resultó especial.

Hay tres alimentos típicos de Noruega, el salmón, el bacalao y el reno. Además de probar el salmón en todas sus variantes durante el crucero, no me resistí a conocer la carne de reno. La tomé en forma de carpaccio. Sabrosa pero algo más dura que el carpaccio de vaca.

IMG_1413

El reno está estrechamente ligado al pueblo sami, ya que ellos siempre convivieron con los renos hasta el punto de domesticarlos. Una curiosidad es que la cornamenta la poseen tanto machos como hembras. La forma especial de sus patas les permita caminar sin hundirse por la nieve.

Antiguamente, cuando los samis eran nómadas, el reno era su principal fuente de vida. Ahora que se han hecho sedentarios, se dedican principalmente a la cría de renos para su comercialización. Su carne puede secarse, ahumarse o salarse. Pero también se prepara fresca de una forma muy parecida al venado. Su color es de un rojo intenso y es una exquisitez. El guiso con reno típico de los samis se llama samekov.

 sami

El otro alimento típico de Noruega es el bacalao. Niklas lo cocina al estilo tradicional noruego y además le añade lenguas de bacalao. Algo que jamás había probado y que además de gustarme mucho, me recordó en textura a nuestras cocochas. Pero las preparan rebozadas. Una auténtica delicia.

Lenguas de bacalao

Las grandes zonas de desove del bacalao son el Mar del Norte, el Mar de Barents y el Océano Glaciar Ártico. ¿Sabéis que el 90% del bacalao noruego es exportado? Sin embargo, es uno de sus platos principales.

Otro dato interesante es que diferencian dos tipos de bacalao, el de mar, procedente del Océano Ártico y al que llaman skrei y puede llegar a pesar 70 kilos, y el bacalao de costa. Se pesca sobre todo en primavera cuando va a desovar. Lo suelen comer fresco tras hervirlo y lo sirven con verduras y patatas, pero desde hace más de 1.000 años lo secan y salan para su mejor conservación.

King Crab

Una de las actividades de las que pudimos disfrutar durante nuestro crucero por los fiordos noruegos, fue la pesca del King Crab, o cangrejo real. Es parecido a un centollo pero gigante. Su peso medio es de 4,5 kilos. Las patas y pinzas se separan del cuerpo y se hierven durante 17 minutos. El resto lo desechan. Su sabor es extremo, pero dulce y la textura tierna, casi mantequilla. Los pescan en nasas a 25 metros de profundidad, y sólo seleccionan los más grandes, el resto vuelve al mar.

El cangrejo real procede de los mares de la península de Kamchatka, en Rusia y a miles de kilómetros de distancia. Sin embargo y dado que a los rusos les gustaba mucho comerlo, en los años 60-70 lo introdujeron en el fiordo de Murmansk, casi en la frontera con Noruega. Y de ahí fue invadiendo los fondos hasta convertirse en una plaga, no autóctona y dañina para la biodiversidad de la zona. Sin embargo, hay unos acuerdos de pesca muy estrictos para regular su captura.

Otra curiosidad que aprendí en Kirkenes, donde fuimos a recogerlos de las nasas, es que aunque son crustáceos decápodos, sin embargo sólo 8 patas (3 patas y 2 pinzas) se aprovechan. Las otras dos patas son diminutas, las utilizan las hembras para agrupar y proteger las huevas, pero los machos, aunque las tienen también no las usan para nada.

Terminamos este breve repaso por la gastronomía Noruega con la cerveza más septentrional del mundo, la que tomamos en Tromso.

 Cerveza noruega

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer