Turkish Airlines: así se vuela en su clase ‘business’

Hace poco menos de un mes que regresé de Japón. Fue un viaje bastante corto, aunque muy intenso, recorriendo lo mejor de Tokyo, Kyoto y Osaka y del que estoy preparando un post con las direcciones que más me gustaron. Pero antes de eso, y debido al interés que han suscitado algunas publicaciones en mis redes sociales, me gustaría hablaros de mi experiencia en un vuelo de largo radio de Turkish Airlines volando en su clase business. Agradecer a la aerolínea el upgrade para poder probar, disfrutar y enamorarme de su lujosa propuesta a la hora de volar (aunque menuda faena ahora cuando tenga que regresar a la cruda realidad de la clase turista en un vuelo de largo radio).

En los trayectos volé dos modelos de avión diferentes, un Airbus A321, en el vuelo Barcelona-Estambul, y un A330 en los tramos de Estambul-Tokyo, Osaka-Estambul y sorprendentemente, también en el Estambul-Barcelona. Si has volado con esta aerolínea, sabrás que uno de sus puntos fuertes es su servicio de catering, el turco DO & CO, y esto es extensible a su clase turista, que también he volado en ella y hay que reconocer que se come bien.

Me encanta que te reciban con un zumo de naranja natural y con algunas especialidades turcas como pica pica, y sí, esto también sucede en ambas clases. Y me encanta, aún más, la figura del chef a bordo (su reconocido ‘Flying Chef’) que ofrecen en la business; un cocinero completamente uniformado que te toma nota de los platos que deseas comer o cenar -y el tipo de cocción- según la propuesta gastronómica para ese vuelo. Es como estar cenando en un buen restaurante en tierra, pero a 30.000 pies de altura (y hasta te ponen “velitas” que acompañan el menú). Todo un éxito en la estrategia por la diferenciación de la aerolínea.

Os dejo algunas imágenes de mi experiencia. Curiosa la configuración de la business del A330, porque a pesar de ser el mismo modelo de avión, probé tres diferentes. ¿La mejor? La primera, Estambul-Tokyo, que no era la más moderna, pero sí la que más sensación de espacio me dio. A la mayoría de los pasajeros suele gustarle más el diseño de la tercera (Estambul-Barcelona), porque aporta más sensación de privacidad y es como una pequeña habitación -salvando las distancias, claro-. A destacar el excelente servicio (qué poco cuesta sonreír y cuánto se agradece) y la oferta gastronómica. ¡A los turcos les encantan los quesos y te sirven una selección en cada comida, eso sí es estar en el cielo! También su selección de vinos y champagne, claro, y la extensa oferta en el entretenimiento a bordo, que en un vuelo de 12 horas se agradece, aunque sinceramente, con una cama abatible 180º pocas películas vi. Aun así, siempre está genial toquetearlo todo.

Sobre las amenities, en la ida el neceser era de Ferrari (mono, pero muy masculino) con todo tipo de productos, desde los habituales como peine o cepillo de dientes hasta perfume, toallitas, calcetines, antifaz… Y a la vuelta, uno de Cerruti, más pequeñito y femenino.

Barcelona-Estambul: Airbus A321. Es la mejor clase business de corto y medio radio que yo he probado. Los asientos, ya lo podéis ver en la foto, eran comodísimos y se reclinaban bastante, aunque no hasta transformarse en cama. También disponen de entretenimiento individual y lo de siempre, mimos, muchos mimos.

image1 (1)

Estambul-Tokyo: Airbus A330. Como comentaba, esta fue mi preferida. El asiento es abatible 180º y antes de dormir puedes pedir que te “preparen” la cama, ¡hasta con edredón! La pantalla, para miopes como, es perfecta, porque aunque hay bastante distancia desde el asiento hasta ella, es bastante grande y se ve perfecta.

image6 (1)

Osaka-Estambul: Airbus A330. Tuve la sensación de que la configuración era la más antigua, aún así el asiento se reclinaba totalmente, por lo que seguía siendo igualmente cómoda. Eso sí, con menos privacidad.

Turkish Airlines1

Estambul-Barcelona: Airbus A330. Fue la más espectacular aunque como os comentaba, no la mejor para mí. Me encanta la sensación de privacidad que aporta, pero sin embargo, a mí me dio un poco de claustrofobia cuando me tumbé. Tampoco me gustó mucho que estás como de espaldas a la ventanilla, ¡con lo que a mí me gusta ver lo que hay fuera!

Turkish Airlines 2

  • Hola… jejeje que envidia! yo en mi ultimo vuelo a Costa Rica tuve la suerte que me cambiaran de asiento ( aun me pregunto por que) y tuve la oportunidad de viajar en Bussines con Iberia; honestamente la comida de Turkish tiene mucha mejor pinta que la comida… pero en cuanto a asientos creo yo que Iberia le da muchas vueltas… lo que la tele se ponga por todas partes que tu quieras es un puntazo! Aunque para todos aquellos que no tienen la pasta suficiente o que no tienen mucha suerte de ser cambiados de clase a ultima hora… siempre puedes volar con American Airlines… para mi la mejor… su entretenimiento es fabuloso tienenes tu tele para ti solito aunque viajes en “coach” y ademas el espacio es bastante amplio, la comida esta bien ( el pollo a la clementine que me dieron en mi vuelo de Londres a New York fue exiquisito).

    En hora buena por tu blog jeje un saludo

  • Bua que envidia! yo he volado varias veces en clase turista con Turkish y la verdad que han invertido un montón de dinero en satisfacer las necesidades del cliente. La comida estaba super buena y la comodidad de los asientos era digna de primera clase. Una cosa que me pareció muy original pero no sé si ya habrán quitado, era el video de las explicaciones sobre el avión con los personajes de “Lego Movie” jaja.
    Un saludo

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer