5 cosas que he aprendido en 5 días en Japón

Escribo este artículo desde Kioto, donde llegué ayer procedente de Tokio. Resulta obvio decir que me encuentro de viaje por Japón. Es la primera vez que visito este país y como podréis imaginar, me parece una auténtica osadía tratar de resumir en ‘sólo 5’ las cosas que he aprendido en los días que llevo por aquí, puesto que son muchas más, pero aún afectada por el jet lag, voy a hacer el esfuerzo titánico por resumirlo.

Tokio

  1. Orientarse en Japón: vale, no soy imparcial. Mi fatal sentido de la orientación hace que sea capaz de perderme hasta en mi propia casa (y no vivo en el Palacio de Buckingham), pero es que lo de Japón, o lo de Tokio, que ha sido mi primera ciudad en visitar, ha sido una prueba demasiado dura. Prueba que, por supuesto, no he superado. Lo primero, el idioma, obviamente todo está en japonés, y aunque cada vez encuentras más traducciones al inglés, su completísima red de metro con nombres imposibles y 200 salidas para cada estación, no ayuda y es entonces cuando entras en un bucle espacio-tiempo imposible de superar. Orientarse en Tokio es realmente difícil, así que, un truco, llévate las rutas memorizadas en Google Maps de tu smartphone.

Tren en Tokio-Bon voyage

  1. No hablan inglés: un país capaz de entenderse por medio de una caligrafía tan imposible como bella no sabe hablar inglés. Vale que nosotros tampoco vamos muy sobrados, pero al menos llevamos años intentándolo con mayor o menor fortuna. Si bien es cierto que al final logras hacerte entender –y esto sí que no tengo ni idea de cómo explicarlo pero resulta hasta tierno-, sólo he encontrado gente que hable inglés en los hoteles y en algún restaurante donde quien lo habla, ojo, es el chef que te está cocinando, porque aquí los chefs cocinan ante ti y sólo para ti. ¿Qué pensabas?
  1. Compras de belleza en TokioNo es un país tan caro: en realidad, no es caro. Si hablamos de hotelería puede que el precio se dispare un poco más (un hotel de 4 estrellas en Tokio no bajará de los 160€/noche; como por ejemplo el Park Hotel, uno de los dos donde estuve alojada), pero en cuestión de comidas o cenas, por ejemplo, se puede cenar mejor que bien por unos 20€ por persona (sushi, ramen, gyozas, etc.). Prepárate a quemar la Visa (lo de la Visa es un decir y ahora veréis por qué) tanto en productos de belleza (qué vicio con las cremas, mascarillas, maquillaje y demás) como en ropa (en Uniqlo puedes comprar jerséis de 100% cashmere por 20€. Palabrita).
  1. Mejor en efectivo: Japón, la meca tecnológica, es un país que prefiere pagar en efectivo antes que con tarjeta, aunque luego sean capaces de inaugurar un hotel atendido por robots. En hoteles y en restaurantes de lujo como el maravilloso restaurante Kyubei (menú degustación a partir de 100€ sin bebidas) no tendrás problema, pero para moverte por la ciudad (incluida una gran urbe como Tokio), mejor que lleves dinero en efectivo porque sobre todo en los restaurantes a pie de calle no permiten pagar con tarjeta. Tampoco, y esto es algo que me sorprendió mucho nada más aterrizar, en las taquillas del aeropuerto para comprar los billetes de tren al centro de la ciudad.

Gyozas

  1. Darte cuenta de la cantidad de cosas que pensabas que hacías bien y en realidad no: como por ejemplo, comer sushi. Una vez superada la prueba de los palillos, debes saber que la mayoría del pescado crudo que comas aquí no se moja en soja, o se hace levemente y siempre del lado del pescado. Tampoco te molestes en dejar propina, ya que no está bien visto. Los japoneses son gente de rituales milenarios que aplican en el día a día, así que siempre te darán su tarjeta de visita o de crédito, con las dos manos e inclinando levemente la cabeza. Lo suyo es que correspondas con el mismo gesto. Tampoco te preocupes cuando comiences a ver a japoneses con mascarilla, la utilizan para no contagiarte, aunque sea un simple resfriado.

Soy tan fan de Bill Murray que no he podido evitarlo:

 

  • Querida colega, por poco no nos encontramos por allá.
    Discrepo en cuanto al metro. Está muy bien indicado, con números y mensajes en inglés. De hecho, es mucho más comprensible que el de Madrid, jaja.
    Eso sí, si hablamos de sus autobuses…
    ¡Besos!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer