Fascinante Tailandia: Chiang Mai, Chiang Rai y Koh Phangan

Si te quedaste con más ganas de Asia, hoy continuamos nuestro viaje por Tailandia hasta la segunda ciudad del país: Chiang Mai. Rodeada de montañas, también es conocida como la Venecia de Tailandia, por sus famosos canales que encontrarás en el centro de la ciudad y que fueron construidos a finales del siglo XIII.

Bangkok, Chiang Mai y Chiang Rai, sumado a una extensión de playa, suele ser el viaje típico que se realiza por Tailandia, aunque cada vez más gente y sobre todo amantes de la naturaleza y los deportes de montaña, viajan hasta Chiang Mai como punto de partida de excursiones y trekking, dejando a un lado los convencionalismos propios de una zona tan turística.

Para conocer la historia de Chiang Mai debemos remontarnos a comienzos del siglo XIV cuando, el rey Mengrai convirtió a Chiang Mai en la capital del reino Lanna, y es de esta época de cuando datan los templos más importantes.

Entre ellos, visita imprescindible son el Wat Phra Singh, el templo del señor león, situado delante de la puerta de Suan Dok y cuya estatua de Buda es una de las más antiguas del mundo. Y por supuesto Wat Phrathat Doi Suthep, el templo más famoso de Chiang Mai. Situado a más de 1.000 metros de altura, es todo un centro de peregrinación para turistas y budistas. Desde aquí además, obtendrás una bella panorámica de la ciudad.

La entrada al templo Wat Phrathat Doi Suthep te costará poco menos de 1 euro y desde aquí tendrás acceso al espacio donde se conservan las famosas reliquias de Buda, que según cuenta la leyenda, transportó por toda la ciudad un bello elefante blanco hasta que se detuvo en este lugar, espacio donde se construyó el templo.

Y si llegaras a sentirte aturdido ante la belleza de los casi 300 templos que encontrarás en Chiang Mai, mi consejo es que no hay nada mejor que, llegado ese momento, retirarse y descansar ante una puesta de sol desde el maravilloso Anantara Golden Triangle Resort & Spa.

Situado en Chiang Rai, la ciudad vecina a Chiang Mai, puedes llegar hasta ella en avión o en autobús. No está cerca, pero es el precio que tendrás que pagar para vivir una experiencia única.

Encaramado en lo alto de las colinas de la frontera de Tailandia con vistas a Myanmar y Laos, el Anantara Golden Triangle Resort & Spa es perfecto para desconectar, relajarse y disfrutar de diferentes experiencias que sólo este mágico lugar ofrece, como vivir la salida del sol del norte de Tailandia envuelto en la niebla de montaña, montar un elefante por la selva de bambú o disfrutar de un delicioso paseo en barco por el río Mekong.

Desde sus habitaciones, decoradas, al igual que el resto del hotel, por la exclusiva firma de interioristas Bill Bensley, podrás visualizar elefantes en la distancia o el sonido del canto de los pájaros alborotando sobre los ríos Mekong y Ruak.

Otras opciones que te ofrece el Anantara Golden Triangle son disfrutar de la mejor gastronomía, local e internacional, o aprender a realizarla tú mismo, gracias a las clases de auténtica cocina Lanna que se imparten en su propia escuela de cocina. Desde aquí, tendrás además la oportunidad de explorar los tres países, incluyendo aldeas de las tribus de montaña, la sala del museo del opio y la antigua capital del Reino Lanna, Chiang Saen.

Compañías como Thai Airways, Air Asia o la aerolínea boutique Bangkok Airways, te llevarán desde Chiang Rai hasta nuestra siguiente parada: Koh Phangan. Bueno, en realidad ellos os llevarán hasta Koh Samui, y de ahí daremos el salto en barco hasta nuestra isla.

Conocerás Koh Phangan por ser el lugar elegido para una de las fiestas más importantes del mundo: la full moon, donde miles de personas se reúnen en la playa de Haad Rin en la noche de luna llena, una vez al mes, y acaban bailando hasta el amanecer. Pero si tu caso, al igual que el de Bon voyage-Blog de viajes, es el reto de descubrir un rincón casi virgen de esta isla donde habiten la paz y las playas paradisíacas, estás de enhorabuena, hemos llegado a nuestro verdadero destino: Rasananda.

El hotel Anantara Rasananda es un pequeño tesoro escondido discretamente en medio de palmeras de coco en una pintoresca playa de Koh Phangan, ubicado en un paraíso tropical único. De estilo contemporáneo  y construcción tailandesa, el resort Rasananda nada tiene que ver con los complejos turísticos típicos del sur de Tailandia. Aquí la privacidad es una máxima, acompañada de elegancia y sofisticación.

Rasananda cuenta con suites y villas, todas ellas dotadas con todo tipo de lujos y detalles, como Apple TV, uno de los que más me gustó. Sorprendentemente, fue el primer hotel donde lo veía. Y si ya que has llegado hasta aquí quieres darte el capricho supremo, opta por escoger una de las villas con piscina privada situada en la misma playa, poder ver amanecer desde tu cama o dándote un refrescante baño a primera hora de la mañana son algunos de los mayores placeres de este viaje.

Aprovecha para recibir un auténtico masaje tailandés en el lujoso spa del Anantara Rasananda, ubicado en un excepcional paraje entre la selva donde la propia naturaleza parece haberse aliado para dar lugar a un espacio íntimo y privado pensado para la relajación total.

Aunque tu propósito en Koh Phangan sea relajarte, debes saber que también aquí puedes encontrar diferentes atractivos turísticos que merece la pena visitar, como el Wat Koh Tham Temple o el Ang Thong Marine Park.

Ah! Y muy interesante también es el tradicional pueblecito que se encuentra a tan sólo un paseo de 10 minutos desde el hotel, un lugar auténtico donde comprar artesanía, tomarse una Shinga (la rica cerveza tailandesa) o simplemente asomarse para descubrir la vida real de la isla.

¿Qué te ha parecido nuestro recorrido? Si te perdiste la primera parte , recuerda que puedes encontrar el viaje a Tailandia de Blog voyage-Blog de viajes, aquí.

Nuestro siguiente destino en visitar será, ¡Camboya! No te lo pierdas.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer