Sueño de una noche de verano… en Baleares

Como de ilusiones se vive, una de las mías siempre había sido
pasarme el día navegando por Baleares y conocer, hasta ahora, rincones
desconocidos de paraísos como Cabrera. Tanto viajar alrededor del mundo y
resulta que a la vuelta de la esquina tenemos lugares paradisíacos donde
desconectar y evadirse del mundo.

Cabrera.jpg

Desde que regresé de mi estancia en Nueva York apenas había
podido pasar tiempo en Mallorca; junio y julio se me han pasado entre maletas,
colas de aeropuerto, hoteles y restaurantes (tengo un montón de destinos y
direcciones
geniales que os tengo que contar); no me quejo, pero lo cierto es
que tenía ganas de reencontrarme con Mallorca en particular y con mi vida en
general.

Mi llegada a la isla no pudo ser mejor. El miércoles me
esperaba en el puerto de Sa Rapita (un precioso enclave costero desde donde
acceder a playas tan paradisíacas como Es Trenc),  un precioso barco de 3 camarotes y 12 metros de eslora que
me iba a llevar, por fin, a cumplir mi sueño de conocer la isla de Cabrera y su
fondo marino
. ¡Parecía una niña con zapatos nuevos!

La primera parada fue en Sa Cova Blava, una cueva formada
por la misma erosión del mar en un enorme bloque de roca. Este conocido
fenómeno natural es famoso por su extraordinaria belleza ya que los rayos de sol iluminan la cueva
produciendo efectos de luz y color espectaculares. Lo mejor es entrar con el
barco hasta su interior y una vez allá darse un chapuzón para contemplar
su
impresionante fondo marino
.

Pista: Tienes
excursiones
cada poco tiempo que salen desde Mallorca hacia Cabrera para
descubrir todo este paraíso natural.

Cabrera - Castillo.JPG

Tras esta primera
incursión, nos dirigimos hacia la
zona del faro y el Castillo -una antigua
fortaleza medieval donde estuvieron prisioneros miembros del ejército de
Napoleón tras su derrota en la batalla de Bailén-. Se trata de un
pequeño
puerto natural
rodeado de calas, pequeñas playas y acantilados. Al tratarse de
un paraje natural protegido, ni siquiera los barcos pueden tirar el ancla, así
que el espacio para amarrar el barco a las boyas es muy limitado y la
privacidad es total; por algo
es uno de los destinos preferidos de la Familia
Real
a bordo del Fortuna cuando navegan por Baleares. ¿Lo mejor? Darse un baño
en estas privilegiadas aguas
(uno de los mejores lugares para la práctica de
snorkel) y tumbarse en la cubierta a
tomar el sol y comer una típica paella con
una copa de vino
. ¡Un lujazo! Y es que navegar por la isla en sí ya es un
auténtico privilegio; acantilados, cuevas submarinas y una naturaleza excepcional
forman este paraíso virgen.

Sóller y el hotel rural Ca’s Sant, te esperan

Cas-Sant-1.jpg

Para aquellos que les agobie tanta agua y
sol, tengo su destino ideal en Mallorca:
Sóller, una de las poblaciones con más
encanto de la isla
. Este pueblecito mallorquín cuenta con una ventaja única y
es que aquí podrás personalizar tus vacaciones al máximo, tanto si prefieres
mar o montaña. Yo te recomiendo este destino si lo que quieres son unas
vacaciones de calidad
alejadas del bullicio y las masificaciones. Tanto el
Valle de Sóller como su precioso puerto natural son dos lugares donde el relax
y la diversión están asegurados.
¿Dónde alojarse? Sin duda alguna, en uno de los mejores agroturismos de toda la isla, en el
hotel Ca’s Sant
. 30.000 m2 dedicados al descanso del huésped con un romántico
jardín
y una preciosa piscina donde refrescarse. Sus habitaciones están
decoradas con magníficos
muebles del siglo XVIII, además de con toda la
tecnología y comodidades necesarias. 


Cas sant2.jpg

Por algo, celebrities como Anne Lenox
-quien estuvo tocando el piano en el salón de cena-,
Robin Wright (ex mujer de
Sean Penn), José Luis de Vilallonga o Ana Duato lo han elegido para su total
descanso y desconexión. Y revistas de medio mundo han alabado su buen hacer como hosteleros y su buen gusto en decoración. Alojarse en
Ca’s Sant será un auténtico privilegio para
el viajero, como degustar una d
eliciosa cena en su bucólico jardín mientras un
cuarteto de cuerda hace sonar la melodía de una bonita canción.
Rafael y toda
su familia
llevan años dejándose la piel en conseguir un establecimiento de
calidad donde el huésped pueda sentirse como en su propia casa. Y a tenor de lo
que yo viví, desde luego que lo han conseguido.
Ca’s Sant está situado a sólo 600 metros de la playa de Sóller (donde podrás optar por un poco de cultura y shopping) y a 3,5 kilómetros del Puerto.


¿Te apetecen unas vacaciones en las Islas Baleares?


Sigue ‘Bon voyage’ también en Facebook

  • Que post más bonito…!!!! SOLLER, SOLLER, ay!!! SOLLER… Jo soy del Port de SOLLER… La familia de mi madre vive ahi!!! Si!!!!!!!1 es uno de los rincones más bonitos de la Isla (aunque yo hablo con el corazón)…. Como cada año, Soller me está esperando!!! yuhu… Besos Lorena!!

  • pero que bonitooooooo!
    Conozco ese hotel y me encantó, yo estuve en invierno y puedo asegurar que fue una desconexión total!!!
    Sobre lo de navegar, no todo el mundo tenemos la misma suerte, eh?!

  • Quiero unas vacaciones alejadas del bullicio!!! Hoy me he pasado unas horas en un atasco en la carretera por culpa de que a todo el mundo le apatece ir a los mismos lugares. Me encanta este blog para encontrar destinos diferentes

  • Hola Lorena
    Un placer seguirte por aquí también. Conozco bien Ca’s Sant, de hecho la saco en la guía de casas rurales con encanto, y coincido con tu apreciación. Y con todo lo que dices de esa bella isla. Un beso desde San Francisco

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer