Un poco de consciencia (Parte I)

¡HOLA a todos!

Si seguís mis publicaciones con cierta frecuencia, os habréis dado cuenta que también me gusta abordar temas un poco más reflexivos, esos que nos hacen cuestionar nuestros hábitos. Historias que nos ayudan a recapacitar sobre aspectos un poco más relegados pero que, en mi opinión, son los más importantes. Hoy os quiero hablar de mi preocupación ante el evidente cambio climático que está sufriendo nuestro planeta. Os prometo que, tristemente, es muchísimo más grave de lo que jamás habéis imaginado…

Quizá a muchos de vosotros os suceda como me sucedía a mí. Y es que pensaba que el cambio climático nos acechaba afectando mayormente a los glaciares, el nivel del mar y lógicamente, la temperatura del ambiente. Como consecuencia, algunas especies animales tendrían que ajustarse y algunas ciudades tendrían que implementar sistemas de drenaje en caso de inundaciones. Todos estos aspectos llamaban mi atención, pero honestamente, no los veía tan graves como para privarme del sueño.

Pero tras ser madre comencé a cuestionar muchos de los “avances” que tanto aplaudimos a través de los distintos medios y que vemos en nuestro alrededor. Tanto avance, tanta industrialización, tanta inmediatez a todo nivel y por supuesto, este mundo tan cosmopolita que nos rodea, debía tener su lado oscuro. Y en efecto, así fui descubriendo las consecuencias de tanto “progreso”.

Después de toparme con muchos artículos, me di cuenta que el cambio climático no es un problema más al que nos estamos enfrentando. Es el problema más grave de nuestra actualidad y que por desgracia amenaza nuestra supervivencia como especie. Estamos hablando de que nuestros nietos (sí, los hijos de nuestros hijos) probablemente tengan dificultades para respirar y para habitar gran parte del planeta. Así de rápido, así de grave.

Un triste mañana que no solemos ver con tanta frecuencia en las noticias y del que yo era una absoluta ignorante.

No soy una experta en el tema, pero desde luego sí me he interesado por indagar y por aprender sobre este. Hoy me preocupa el futuro que puedan tener mis hijos, y su sufrimiento será simplemente una prolongación del mío. Si puedo informarme y descubrir maneras para evitarlo, ¿por qué no intentarlo?

Para compartir con vosotros lo que descubrí, no quisiera entrar al mínimo detalle en cada uno de los hechos que demuestran el evidente progreso del calentamiento global, pero si me gustaría enumerar algunos puntos claves para que os llevéis un pequeño pincelazo de algunos (y repito, solo algunos) de los datos alarmantes.

  1. Temperatura ambiental

El ascenso de la temperatura ambiental ha provocado las oleadas de calor más fuertes de la última década, llevándose la vida de miles de personas en la zona ecuatorial y sus proximidades. Un claro ejemplo fue la oleada de calor del 2003 en Europa que mató alrededor de 2.000 personas diarias. No solo eso, sino que en regiones del mundo como el Salvador, casi una quinta parte de la población sufre actualmente de fallo renal como consecuencia de las altas temperaturas y sus estragos al organismo. Esto los condena a terapias de diálisis (para los que tienen más suerte, debido a su alto coste) que en el mejor de los casos les prolonga su vida por 5 años.

Por otra parte, el ascenso de la temperatura ambiental y la escasez de las lluvias secará gran parte del planeta. Se calcula que en tan solo 5 años la falta de agua convertirá al Amazonas (pulmón del mundo) en una zona vulnerable a incendios mientras que para el 2050 tendremos el doble de incendios de los que tenemos actualmente en todo el planeta. Una verdadera tragedia.

  1. Enfermedades

En cuanto a las enfermedades, se pronostica que debido al aumento de la temperatura, muchas zonas se descongelarán dejando virus y bacterias (congeladas durante miles de años y desconocidas por el sistema inmune del cuerpo humano) libres para convertirse en seres activos que desencadenarán plagas mortales. Uno de los ejemplos más recientes del comienzo de esta triste era ha sido el Zika, un virus que hasta los científicos catalogan como “mutaciones inexplicables”.

  1. Alimentos

Se espera que para el final de este siglo (sí, en 80 años nada más) tendremos un 50% más de población para alimentar, pero un 50% menos de granos disponibles para su dieta. La falta de lluvia contribuye al crecimiento de las zonas desérticas y disminuye las posibilidades de plantaciones en las mismas. Pensaríamos que en las regiones más frías se podría entonces cultivar lo que ya no se podrá en las zonas más calientes, pero estamos equivocados ya que los suelos de las zonas más frías (por ejemplo la isla de Greenland) necesitarían varios siglos para transformarse en suelos aptos para cosechas ya que actualmente carecen de las propiedades necesarias. En pocas palabras, nos estamos quedando sin tierra para cultivar.

Esto sin mencionar la tala de los bosques, y en especial del Amazonas, para dedicarlas a la agricultura. Una industria responsable del 14% de las emisiones de gases en la atmósfera como consecuencia de los pesticidas, el cultivo y los gases emitidos por el ganado vacuno. Por eso siempre me ha resultado sumamente sarcástico que aquellos “defensores” de los animales, no opten por salvarles la vida no alimentándose de ellos y no contribuyendo a la destrucción del planeta donde todos habitamos (sobre esto profundizaré en mi próximo post).

  1. Gases

Ya hemos escuchado que la temperatura global ayudará a desencadenar las grietas y desprendimientos de los glaciares, pero ¿habíais escuchado sobre la fundición del permahielo? El permahielo (permafrost) es una zona permanentemente congelada de las regiones glaciares que contiene 1,8 trillones de toneladas de carbón, más del doble actualmente presente en la atmósfera de todo el planeta. Al derretirse el permahielo, el carbón se evaporaría en forma de metano, uno de los gases más tóxicos para el ser humano. Para el 2013, un tercio de las muertes en toda China fueron consecuencia del smog presente en la atmósfera. Pero esto es sólo el comienzo…

  1. Problemas culturales

Sin querer profundizar en este tópico, ya que puede ser muy sensible, quería mencionar que se han hecho estudios en donde se ha demostrado que las guerras también han llegado a ser tristes consecuencias del cambio climático. Los científicos han comprobado que la temperatura y la violencia están directamente relacionadas, y es por ello que el U.S Military está obsesionado con el cambio climático y sus consecuencias a nivel social. La irritabilidad, la emigración forzada y la falta de recursos naturales son otros factores de cómo el cambio climático ha potenciado los graves problemas sociales de nuestro mundo actual.

  1. Los océanos

Se calcula que para el final de este siglo el nivel del mar habrá aumentado unos 10 pies (3 metros), y teniendo en cuenta que alrededor de 600 millones de personas viven dentro del margen de 10 metros sobre el nivel del mar, es un dato sumamente alarmante.

Por su parte, no podemos olvidar que un tercio del carbón del mundo es tirado al océano, contribuyendo a la acidificación del mismo. Este proceso destruirá colonias de peces en su totalidad mientras que muchas otras especies marinas (por ejemplo las ostras y los mejillones) carecerán del medio adecuado para desarrollarse.

Estos son simplemente pincelazos que he extraído de mis lecturas (¡¡¡no Wikipedia!!!) y que tristemente solo reflejan el comienzo. Quizá el virus del Zika no haya exterminado a un país entero (por suerte), pero si tenemos en cuenta que puede ser el simple comienzo de un desencadenamiento de epidemias, nos enfrentamos a un futuro aterrador.

En poco tiempo los huracanes serán más fuertes y más seguidos. Ya Irma nos dio un pequeño llamado, y digo pequeño porque aunque lo habréis visto catastrófico, la realidad es que no fue nada comparado a lo que vendrá. Los tornados a su vez serán mas violentos, más grandes y con más frecuencia y así sucesivamente iremos sufriendo una a una las distintas advertencias de nuestro planeta tierra en el que se confirma que no vamos por buen camino.

La semana que viene os contaré cómo podéis ayudar a combatir el calentamiento global. Lamentos deciros que los pronósticos no son nada alentadores pues el daño ha sido muy grande y muy prolongado. Aun así, creo que somos millones de personas que podemos marcar la diferencia y si no nos proponemos hacerlo, no podremos ser fuente de inspiración para futuras generaciones.

La pregunta es ¿estamos dispuestos a cambiar nuestros hábitos para salvar a nuestro planeta?

La semana que viene lo sabremos…

¡OS QUIERO MUCHO!

Créditos:

Foto: Alberto Hernández @alberto_hndz

 

  • ¡Hola, bella!
    Lo primero: GRACIAS por hablar de estos temas. El cambio climantico es un tema REAL Y SERIO, cuantas más personas se conciencien, mejor.

    Lo segundo: Te recomiendo seguir a Leonardo DiCaprio y a su fundación, Leonardo DiCaprio Foundation, ya que se dedican a reivindicar que el cambio climantico es REAL y esta sucendiendo ahora, entre otras cosas. También te recomiendo ver su documental “Before the flood” o en español: “Antes que sea tarde”, Impactante no, lo siguiente…

    Un beso a los 4 y gracias de nuevo por hablar de estos temas.

    • Hola Bella!!!!
      Si, si he visto el documental. No solo da tristeza sino miedo…
      La semana que viene hare un pequeño resumen de como podemos ayudar. Es muy importante crear consciencia 🙂
      Te quiero mucho

  • Hola Astrid!
    Es muy correcto de tu parte y te aplaudo por dejar de lado el tema “fashion” por un momento y abordar algo tan importante como el cambio climático.
    No son solo los huracanes, fuego y sequias como tu lo mencionas en tu post, sino los tsunamis, la falta nieve en paises frios, las lluvias torrenciales, los sismos, los tornados, etc,etc,etc. cientos de desastres sobre el planeta consecuencia de nuestra inconsciencia.
    Si bien ya hemos hecho mucho daño a nuestro planeta, estamos en la obligacion de reparar este daño, todos y cada uno podemos hacer algo!
    Gracias por esta alerta que nos has dado a todos tus lectores!!!

  • Hola, hermosa, que blog tan importante, cuando vi lo que paso con irma en Miami quede impactada, aveces me pregunto como pueden ocurrir cosas asi, tsunamis que destroza casas, es muy triste, tampoco la gente no colabora mucho que digamos, no ayuda a que nuestro planeta este en perfecto estado, gente que tira los enboltorios en el suelo en vez de tirarlos en el tacho de basura, y lo peor es que le enseñan a sus hijos a ser asi, creo que la educaciòn se empieza por casa. Te lo cuento porque lo veo todos los dias por casa. Y es triste, entonces si nos ayudamos entre todos el mundo puede ser mucho Mejor. Besos hermosa, y muy interesante para reflexionar una y otra vez con este post. Te quiero muchisimo….

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.