Balenciaga y la pintura española en el Thyssen-Bornemisza

El lunes pasado estuve en la inauguración de la exposición Balenciaga y la pintura española en el Museo Thyssen-Bornemisza.

Como os conté hace tiempo estoy  inmersa en un proyecto de colaboración con Las Rozas y La Roca Village precioso. Es una empresa comprometida con la moda y el arte y este ‘tándem’ con el Museo Thyssen no puede ser más acertado.

Las Rozas Village y el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza tienen un acuerdo de colaboración para desarrollar y amplificar los contenidos relacionados con la moda, y además, forma parte del compromiso de The Bicester Village Shopping Collection de apoyar el arte, el talento y la creatividad.
Esta colaboración se traduce en la creación de una experiencia conjunta llamada ‘Art meets Fashion’, que promueve un diálogo entre arte y moda, así como el apoyo a la gran exposición de este verano Balenciaga y la pintura española.

Llegué una hora antes que el resto de los invitados y tuve la suerte de tener una visita privada con Eloy Martínez de la Pera, comisario de la exposición, y otros miembros del proyecto.

El comisario ha seleccionado para la ocasión un total de 90 piezas de indumentaria procedentes del Cristóbal Balenciaga Museo de Getaria, el Museo del Traje de Madrid y el Museu del Disseny de Barcelona, así como de numerosas colecciones particulares nacionales e internacionales, muchas de ellas nunca antes expuestas. Con respecto a las pinturas, se ha logrado reunir un excepcional conjunto de 55 cuadros prestados por museos de ámbito nacional como el Museo Nacional del Prado, el Bellas Artes de Bilbao o el Lázaro Galdiano, por fundaciones como BBVA, Santander y Casa de Alba, y por colecciones privadas como las de Abelló o Alicia Koplowitz, y entre los que destacan obras de El Greco, Velázquez, Murillo, Carreño de Miranda, Zurbarán, Goya, Madrazo o Zuloaga.
En resumen, es una maravilla ver como se ha fundido de manera tan bonita moda y arte y como de verdad se ve reflejada la inspiración de Balenciaga en la pintura española a lo largo de los años.

Es una visita súper recomendable que yo el mismo día volví a repetir con mi familia una vez que fue abierta al público.

En las fotos podéis verme con vestido y ‘cluntch’ de Balenciaga diseñado por Nicolas Ghesquiere, collar maravilloso de Givenchy y sandalias de Azzedine Alaïa.

¡Un beso y feliz fin de semana!