Banak

¡Hola a todos!

¿Qué tal el fin de semana?

Yo he estado en Madrid con mis padres y la familia, muy a gustito con este tiempo tan agradable. Ya no tenemos el calorazo de hace quince días y aunque eso significa que el verano está llegando a su fin, podemos seguir disfrutando de las tardes hasta bien entrada la noche.

Hoy os quería enseñar los cambios de decoración que he hecho este verano en mi casa de Formentera. Como sabéis, me gusta mucho la arquitectura, pero también la decoración y todo lo que tenga que ver con ella… Y para la casa de Formentera he optado por Banakuna de mis tiendas fetiche.

A continuación, os enseño mis últimas adquisiciones, tanto de muebles como de decoración. Tengo que deciros que hasta hoy había intentado resistirme a tener una mesa de trabajo en Formentera. Siempre que voy allí, aprovecho para desconectar y relajarme, pero al final “las exigencias del guión” me han obligado.

Ahora más que nunca, con Alfonsito necesito un lugar donde poder trabajar cuando no me queda más remedio. Por eso, he instalado en el dormitorio un pequeño escritorio con dos caballetes que me recuerda a las tradicionales mesas de dibujo de arquitectos y decoradores.

He optado por decorarlo con una lámpara vintage, unas cestas de mimbre donde dejar mis papeles, revistas, etc. Y como colofón final, he delimitado con una alfombra chevron en tonos pastel y he llenado la pared de sombreros de fibras naturales para darle un aire bohemio con ciertos toques rústicos que tanto me encanta sentir cuanto estoy en mi querida Formentera.

Cuando estuve en la tienda, también aproveché para comprar varias cositas para la cocina, como unos taburetes azules de estilo vintage que me encantaron. Además de otros detalles de menaje de los que me enamoré nada más verlos y que os enseño más adelante…

¡¡Espero que os guste mi nueva decoración!!

Besos

Eu

@eusilva