hola.com

 


15 julio 11

El día que el esfuerzo se vio recompensado

Berlín: ciudad abierta. Hacía ti fuí sentada en el aeropuerto de Tejel.  Nunca viví en el  Berlín  rodeado por un Muro de gruesas paredes y alambres de púas. Era una isla cercada por torres grises de vigilancia apuntando desde la sombra con metralletas de largo alcance. Allí, este verano ví  la puerta de Brandemburgo.

La ciudad, de las rubias y rubios de ojos verdes, acogió el Campeonato de Europa, allí acudieron nadador@s de: España, Portugal, Italia, Alemania, Dinamarca, Irlanda, Ucrania, Rusia, Holanda, Reino Unido, entre otros.

Yo competí en mis tres pruebas: 50 braza donde me hice con el título Europeo, una grata sorpresa para  todos, y la prensa Nacional lo resumía de esta manera: “la prueba, 50 braza SB3, pero en categoría femenina, llegó la gran sorpresa para la delegación española. Anna Ortiz, nadadora valenciana de 20 años con parálisis cerebral, logró su primer gran éxito a nivel internacional, robando el oro a sus contrincantes en una carrera en la que las cuatro primeras acabaron con una diferencia menor a 1 segundo entre ellas. Su registro fue de 1’29’’67.

También participé en las pruebas de 50 espalda y 50 libre , mejoré  mis marcas 6 segundos con 1.09.95  y 1.09.63  respectivamente, donde acabé quinta .  Para culminar el Europeo me quedaba el relevo, en este caso el 4×50 estilos femenino junto con: Julia Castelló, Teresa Perales y Lorena Homar, conseguimos la medalla de bronce con un tiempo de 3’40’’79, quedando por detrás de Ucrania y Hungría.

El Equipo Paralímpico Español de natación terminó el Campeonato de Europa de Berlín 2011 en tercera posición del medallero, con un total de 57 metales (26 de oro, 13 de plata y 18 de bronce). Sólo superaron a los españoles la potentísima selección ucraniana, que arrasó en esta competición, con 105 medallas, y Gran Bretaña (83 metales), mientras que potencias como Rusia, Holanda, Alemania o Francia quedaron por detrás de los españoles.