hola.com

 

¿Quién quiere jugar con el muñeco Ken?

Uno de los “gossips” que está en boca de todos aquí en Londres es el cambio radical al que se ha sometido jugador de cricket australiano Shane Warne desde que sale con Elizabeth Hurley. Antes era conocido como “Horny Warnie” y famoso por ser bastante mujeriego y un tanto ordinario (tanto que muchos no entendían cómo la glamourosa Liz pudo fijarse en él). Meses después de formalizar su relación, el rubio parece otro. Más de una revista lo ha bautizado como “muñeco Ken”, atónita ante su metamorfosis.

¿Y cuál es el motivo de este cambio radical? ¿Acaso Liz ha caído en el “vicio” femenino de querer modelarle a su antojo? Eso decían las malas lenguas, pero ¡no! Ha sido él solito quien ha decidido perder diez kilos, aclararse el tinte, ponerse cachas y pedir consejo al mejor amigo de su novia (el diseñador Patrick Cox) para pulir su look. Indignado ante quienes sugieren que se le ha ido la mano con el bótox y quién sabe si con el lifting, él replica en Twitter que lo único que ha acariciado su cara es la nueva hidratante de Estée Lauder.

Y mientras tanto, la revista inglesa The Grocer celebra lo que llama “El ascenso del hombre retrosexual”. Resulta que las ventas de productos de cosmética masculinos han caído considerablemente porque ellos prefieren estar limpios y guapos, pero no relucientes a lo Warne. Así, el nuevo rostro de la línea masculina de L´Oréal es el actor Hugh Laurie, el doctor House de la tele. Un hombre que luce atractivo, maduro, viril y con un punto descuidado. Porque, como dice la editora de la revista Grazia: “En tiempos de crisis, todas queremos un hombre que tiene el aspecto de alguien capaz de trabajar con sus manos, no uno del que sospechas que coge prestado tu carísimo serum para los ojos”.

¿Qué opinas? ¿Shane o Hugh? ¿O ninguno de los dos? Yo, sin duda alguna, me quedo con el doctor House.

¡Sígueme en Facebook y en Twitter!

9 comentarios

  1. ¡Hombre, no hay color! Hugh 4ever! 😉

  2. ¡Hola Paloma! Y bienvenida (again).
    Me parece terrible el cambio de imagen del novio de Eli. Como tampoco entiendo ciertos excesos en otros hombres.

    Te voy a decir una cosa: hoy en día, en una playa, sabes quién ES GAY porque… ¡no está híperdepilado!
    Quiero decir que algo ha sucedido (y se ha malentendido) entre los hombres heteros, o les han engañado. Para que luego digan.
    Nada como la naturalidad -cuidada-.
    ¡Besos!

  3. Yo sin duda también me quedo con el hombre de las manos fuertes, rasposas y con sus uñas limpias y cortadas como hombre!! Besos exitosa Paloma!

  4. Qué asquito y repeluco da ese hombre … sobre todo ahoraaaaaaa.

  5. ah sí..una camisa blanca y bien planchada de popelín suave, remangada sobre un brazo fuerte y a medio abrir sobre un pecho lobo….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *