Vestidos que encajan conmigo

¡Hola amigas! ¿Cómo va ese mes de julio?

Imagino que todas tenemos la misma sensación cuando damos algo que encaja totalmente con nuestra personalidad: es algo fantástico. Puede ser un objeto, un tipo de decoración, un ambiente, un lugar especial, un tipo de música, el aroma de una flor… Cualquiera de las cosas o personas que encajen contigo solo trae cosas buenas, te hace sentir bien, te sientes a gusto.

Hoy os hablo de algo más terrenal porque, al fin del acabo, aquí os hablo muchas veces de moda y de mis estilismos pero seguro que estáis de acuerdo conmigo que cuando encuentras un tipo de vestido o de patrón que te sienta bien, es una gozada.

Seguro que habéis oído hablar de los vestidos bandage. Se pusieron de moda ya hace tiempo y nunca he dejado de usarlos, sobretodo para momentos especiales, fiestas, eventos o en mi caso para trabajar. Los vestidos bandage tienen cada uno su propia personalidad pero se caracterizan por ser cortos -por lo general no pasan de la rodilla- entallados y elaborados en punto elástico.

Al ser tan especiales y tener tanta personalidad son fáciles de combinar porque pocas veces requieren mucho más a parte de un par de zapatos y en todo caso, algo de bisutería. Los vestidos bandage suelen ser de un único color (no todos, claro) y me encanta combinarlos con zapatos tipo salón de color nude.

Aquí os enseño tres tipos de bandage. Su estilo es muy similar, pero fijaros cómo cambian dependiendo del color y de su diseño. El primero es de color beige con escote en V, ajustado en los hombros y la largura pasa ligeramente de las rodillas.

El segundo, en color gris plomo tiene un toque muy sexy con una apertura en la rodilla, y este último en color naranja con manga larga centra la atención en una larga cremallera que recorre de abajo a arriba todo el vestido. Son como guantes corporales ¿verdad?

Este último en azul noche lo lucí en El Hormiguero. Me parece muy especial con ese patrón central elaborado con elásticos. Las mangas centran la atención dejando los hombros al descubierto.

Os preguntaréis por qué les llamamos vestidos bandage: proviene de la palabra inglesa “vendaje”, de ahí su similitud con este tipo de vestidos.

¿Habéis probado alguna vez este tipo de vestidos? Aunque os parezca lo contrario suelen sentar genial a todo el mundo porque moldea el cuerpo, estiliza y se acoplan fenomenal al cuerpo.

Bueno amigas, aquí os dejo mi pequeña aportación estilística de la semana. Un beso enorme, como siempre, y que disfrutéis del fin de semana.

¡¡Hasta el lunes!!

Todos los vestidos son de HOUSE OF CB

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer