Piscinas alucinantes

El verano es un gran evocador de belleza. La contemplación de lo bello y la actitud más estética forma parte de todo aquello que nos rodea. El calor parece que nos anima a relajar la mirada y ver las cosas de otra manera.

Hace un algo más de un mes os hablaba de piscinas naturales y si bien hoy se trata del mismo tema, el acercamiento al mismo es completamente diferente.

Las piscinas no naturales y construidas de la nada no tienen el punto naturista de aquellas de las que os hablé, pero sin duda también son bellas, originales y pueden que te arranquen un suspiro de anhelo por estar en ellas.

Casi todos tendemos a buscar un sitio de recreo cerca del agua en época de verano y creo que estas piscinas hechas de manera artificial merecían un hueco en este espacio.

¿Podías imaginarte una piscina en una simple terraza? Tal vez sí, pero no tan bien conseguida como ésta en un edificio de Dubai.

Esta piscina artificial es, en apariencia, bastante sencilla y común pero el hecho de no poner barrera visual a uno de los extremos de la misma la convierten en una piscina singular y bella.

Hoy en día es bastante común encontrar piscinas llamadas ‘sin fin’. Están construidas al filo de una pared y suelen tener vistas espectaculares.

En esta piscina tan atrevida la idea es similar pero ¡con un montón de pisos por debajo! Nada más y nada menos que 50.  Está en Singapur y la sensación tiene que ser increíble.

Otras ofrecen algo parecido a estar sumergidos directamente en el mar, creando la ilusión óptica de estar nadando entre tiburones y peces.

En Fiji no se quedan atrás, y consiguen un sensación espectacular al recrear una piscina artificial dentro de otra construida en el mar.

Un poco más cerca, en Bilbao  y dentro del edifico Azcuna, el diseñador Philippe Starck consiguió construir una piscina de uso municipal. Si te situas en el centro del edificio y miras hacia el techo del mismo puedes ver a la gente cómo nadan y disfrutan. Su uso es público y sin duda es impactante.

Muchas de las piscinas más alucinantes están en hoteles como el Katikies, en Santorini, y más que una piscina es una habitación dedicada al baño. Es realmente preciosa.

Y cómo no, tenía que existir una que tuviera el título de la piscina más grande del mundo. Está en Chile dentro de un gran complejo hostelero y es gigante, ocupa una extensión de 8 hectáreas… Aquí seguro que no te chocas con nadie 😉

Desde luego dan ganas de pegarse un chapuzón, ¿alguna preferencia?

¡Un beso!

 

Fuente: www.losviajesdedomi.com

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer